脷LTIMAS NOTICIAS

"Visigodos y Bizantinos", en la 2 de TVE el pr贸ximo mi茅rcoles



馃憠El pr贸ximo mi茅rcoles, 27 de mayo, Manuel Pimentel y Manuel Navarro estrenan "Visigodos y Bizantinos", desde Arqueoman铆a, el programa de la 2 de Televisi贸n Espa帽ola, a las 20 horas


Navarro en este art铆culo detalla los pormenores hist贸ricos que tratar谩n en este nuevo programa que tendr谩 a Toledo como uno de sus escenarios singulares. 

"La llegada de los visigodos y la posible constituci贸n de un reino peninsular es uno de los episodios de la tardoantig眉edad que vamos a desmenuzar en un cap铆tulo que tambi茅n mostrar谩 los restos materiales de Bizancio en el viejo solar de Hispania. 

La ca铆da del Imperio Romano y la desmembraci贸n pol铆tica de su territorio occidental, no as铆 del oriental, provoc贸 el nacimiento de nuevos focos de poder. En la pen铆nsula ib茅rica se instalaron los visigodos, antiguos mercenarios al servicio de Roma. Pero, ¿se trat贸 realmente de un reino? ¿Cu谩les son sus vestigios materiales conservados? ¿C贸mo fue su relaci贸n con el Imperio Romano de Oriente? Responderemos a estas y otras inc贸gnitas en un programa rodado en Espa帽a, Marruecos, Turqu铆a, Italia y Francia.

Dos de los m谩s grandes hitos hist贸ricos y culturales de la Pen铆nsula Ib茅rica son, sin ning煤n g茅nero de dudas, Roma y Al 脕ndalus. La segunda,  que es en parte heredera de la primera y de todo el mundo cl谩sico, introdujo un milenio de orientalismo en nuestra personalidad y trayectoria hist贸ricas.

Pero el paso de un mundo, de Roma, a otro, Al –脕ndalus, emple贸 una correa de transmisi贸n que no conocemos bien del todo. Las nieblas del mito lo han impedido. Y es que, la Hispania que gobernaron los visigodos bajo la atenta mirada de los emperadores de Bizancio bien merece que nos detengamos en su an谩lisis.

Sesenta millones de habitantes y fronteras distantes en cinco mil kil贸metros. Eso era el Imperio en su apogeo. Y una idea existencial que se apuntalaba en las grandes ciudades, el ludus, el culto imperial, los impuestos, el derecho y sobre todo, las legiones.

En Hispania, el panorama es confuso. Si por una parte las grandes villas y los tesoros como el de Tomares, nos dan la idea de una provincia rica, por otra el abandono de las urbes y el amurallamiento progresivo de algunas ciudades como Barcelona, nos sit煤a ante un escenario de crisis. Los siglos III y IV, fueron una puerta al cambio.

El cristianismo hace aparici贸n en lugares como Ceuta, donde se encuentra la primera bas铆lica de Espa帽a o C谩stulo, donde sus colecciones lit煤rgicas son de un gusto y una finura inigualables.

La reforma del ej茅rcito romano fue profunda, cambiando su aspecto y gesti贸n. 
Estos y otros muchos aspectos en un episodio que tiene en Toledo, Guarrazar, Rec贸polis o Dara algunos de sus escenarios singulares. Uno de los grandes problemas de nuestra historiograf铆a sometido al donoso escrutinio de Arqueoman铆a". 
Manuel Navarro



No hay comentarios