Las llamadas gestionadas en Nochebuena y Nochevieja por el Servicio de Emergencias 1-1-2 se redujeron un 14,7 por ciento



👉Nochevieja y las primeras horas del día de Año Nuevo fue cuando más llamadas atendieron los profesionales de la Sala de Coordinación del 1-1-2


El Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, registró un descenso sustancial en el número de llamadas procedentes contabilizadas tanto en Nochebuena como en Nochevieja, con respecto a las mismas fechas del año anterior.

Sumando ambos días festivos fueron un total de 3.225 las llamadas atendidas por el personal del Servicio de Emergencias 1-1-2, lo que supone un descenso del 14,7 por ciento con respecto al mismo período del año anterior, cuando se contabilizaron un total de 3.699 comunicaciones.

Aunque en ambas festividades navideñas el número de llamadas atendidas por la Sala de Coordinación del 1-1-2 disminuyó con respecto al año anterior, el descenso más acusado se produjo en Nochebuena y la madrugada del día de Navidad. Por su parte, en Nochevieja y Año Nuevo, aunque también se registró una disminución en el número de comunicaciones, la caída no ha sido tan acusada.

De esta manera, entre las 12 horas del pasado día 24 de diciembre y las 8 horas del día 25, el Servicio de Emergencias 1-1-2 contabilizó un total de 1.476 llamadas procedentes, lo que supone un total de 285 comunicaciones menos que en las mismas fechas del año anterior.

Este descenso en el número de incidentes ha coincidido también con la escasa relevancia de los sucesos que se gestionaron desde la Sala de Coordinación, dado que en ninguna localidad de la Comunidad Autónoma se atendieron incidencias graves.

Por su parte, desde las 12 horas del día 31 de diciembre y hasta las 8 de la mañana del día 1 de enero, Nochevieja y Año Nuevo, el número de llamadas procedentes atendidas en el Servicio de Emergencias 1-1-2 fue de 1.749, es decir, 189 menos que en las mismas horas de estas festividades el año anterior.

También, tal y como ocurrió en Nochebuena y Navidad, los incidentes gestionados desde la Sala de Coordinación fueron de poca relevancia, destacando tan solo un accidente de caza que tuvo lugar en la localidad toledana de Villasequilla, que se saldó con un hombre herido y trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

No hay comentarios