Mejoras en el monte público de Olías de Rey a partir de enero



➤El delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, y el delegado de Desarrollo Sostenible, Tomás Villarrubia, han mantenido una reunión con la alcaldesa de Olías del Rey, Charo Navas, para informarle sobre los trabajos a llevar a cabo 


El delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, y el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Tomás Villarrubia, han mantenido una reunión de trabajo con la alcaldesa de Olías, Charo Navas, y varios miembros de su equipo, para informarles que el Gobierno regional va a iniciar el próximo mes de enero unos trabajos de mejora y arreglo de varias zonas del Monte Público ubicado en Olías del Rey, con el fin de regenerar medioambientalmente este espacio, así como garantizar la seguridad de los vecinos y vecinas de Olías y otras zonas de Toledo que frecuentan este monte, titularidad de la Junta de Comunidades, como zona recreativa, deportiva y de ocio.

Estos trabajos se incluyen dentro de una actuación de mejora de los Montes Públicos, fundamentalmente pinares (pino carrasco, pino piñonero y arizonica), que se encuentran en los municipios cuya área de influencia es la A-42: Olías del Rey, Toledo, Yuncos, Yuncler, Villaluenga de la Sagra, Cabañas de la Sagra y Magán.

Según explicaba Villarrubia, la actuación consiste en la ejecución del aprovechamiento maderable en estos Montes Públicos, mediante la corta sobre pies inclinados, secos y/o dominados, con riesgo de caída y previamente marcados. El aprovechamiento también implicará la corta de pies con inclinación sobre infraestructuras como carreteras, antenas o líneas de teléfono, para los que se utilizarán medios especializados como cesta elevadora.
El delegado de Desarrollo Sostenible en Toledo subrayaba que “la finalidad de esta actuación es tanto garantizar el buen estado y la regeneración de estos pinares desde el punto de vista medioambiental, como también evitar posibles incidentes a los ciudadanos que visitan esta zona o en las infraestructuras existentes, ya que numerosos pinos están secos o inclinados, con posible riesgo de caída”.

En este sentido, Villarrubia insistía en que los trabajos, que se han adjudicado a una empresa especializada, estará supervisada por los agentes medioambientales para garantizar que solo se realizará la corta de aquellos pies que estén secos o presenten riesgo de caída”.

Así, el delegado provincial de Desarrollo Sostenible explicaba que los agentes medioambientales podrán eximir de la corta aquellos pies que consideren en buen estado, aunque estuviesen marcados con anterioridad, así como podrán determinar la inclusión de algún pie que, sin estar marcado previamente, presente riesgo de caída o se haya secado”.

Queremos que la actuación cumpla estrictamente los objetivos marcados: garantizar el desarrollo sostenible de este pulmón verde y la seguridad de los visitantes de estas zonas, evitando en la medida de lo posible cualquier riesgo para las personas”, ha puntualizado Villarrubia.

En concreto, los trabajos que se iniciarán en enero se circunscriben a las zonas de Camino Alto, Cerro de Valdepadre y Cerro del Águila, en el término de Olías del Rey, y afectarán a unos 1.300 pies ubicados en este monte público propiedad de la Junta de Comunidades. Los pies cortados serán retirados de inmediato.
Cuando se inicien los trabajos, la zona de intervención se balizará previamente y se informará de la restricción de acceso al público, dado que se trata de una zona de afluencia para actividades recreativas y deportivas.


Garantías de la actuación

Asimismo, el delegado provincial ha incidido en que toda la actuación de mejora de los montes públicos que se desarrollará en los siete municipios citados anteriormente tendrá un plazo de ejecución de 12 meses y la empresa tendrá que seguir una serie requisitos técnicos para garantizar que los trabajos son respetuosos con el medio ambiente y se circunscriben a los objetivos establecidos.

Así, no se podrán cortar pies que estén aislados, ni con más 50 centímetros de diámetro, salvo que estén secos o con riesgo de caída. Entre otros requisitos a cumplir se encuentran: que la altura del tocón no sobrepasarán los diez centímetros, medidos en la dirección superior de la pendiente; el apeo se hará de forma que la sección de corta resulte lo más uniforme posible, y la caída de los árboles deberá dirigirse de manera que cause el menor daño posible a la vegetación o el suelo; en las operaciones de corta, derramado, tronzado, saca y apilado y eliminación de restos no se dañará al arbolado que queda en pie; y se usará maquinaria de desembosque adecuada y poco agresiva con el medio natural, así como se procederá a la restauración de posibles daños de rodadas excesivamente profundas en el suelo.

También se ha establecido que la eliminación de los residuos de corta se hará en coordinación con el agente medioambiental, mediante astillado con astilladoras móviles; la zona objeto del aprovechamiento quedará limpia de toda clase de restos de corta y la madera cortada no permanecerá en la zona más de una semana.

Por último y aprovechando esta actuación, se retirará de la zona de trabajo todo resto de latas, bidones o cualquier objeto deteriorado o abandonado que se encuentre en la misma.

Esta actuación no supondrá coste para la Administración regional, dado que se hará un aprovechamiento maderero por parte de la empresa adjudicataria, que tendrá que pagar a la Junta de Comunidades 5 euros por metro cúbico de madera extraída.

No hay comentarios