ÚLTIMAS NOTICIAS

Bienvenida en la Diputación a los niños y niñas saharauis de "Vacaciones en paz"



En 2019, por primera vez, participan niños y niñas con discapacidad. La vicepresidenta agradece la enorme solidaridad de las famiias toledanas que los acogen este verano


La vicepresidenta segunda de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social de la Diputación provincial de Toledo, Ana Gómez, ha agradecido a las familias toledanas que cada verano acogen en sus casas a niños y niñas saharauis de los campos de refugiados del Sahara para que disfruten de dos meses de vacaciones alejados de las duras condiciones en las que viven.

Así lo resaltaba y trasladaba Ana Gómez, al grupo de niños y niñas saharauis y a las familias que les acogen este verano en distintos pueblos de la provincia de Toledo a quienes recibía, junto a los representantes saharauis en Castilla-La Mancha, en el salón de plenos de la Diputación de Toledo, acompañada de la diputada de Bienestar Social, María José Gallego.

Ana Gómez aseguraba que “no hay mejor labor que la que se realiza desde el corazón y, mucho más, si va destinada a niños y niñas y se convierte en una mejora de su salud, de su bienestar y de su forma de vida habitual”.

Los niños y niñas que participan en este magnífico programa de ‘Vacaciones en paz’ no solo se van a llevar unas vacaciones maravillosas y unos recuerdos estupendos, sin también todo el calor y el cariño de las familias con las que van a vivir los próximos dos meses en una condiciones muy diferentes a las que, desgraciadamente, viven en su día a día”, añadía.

Tras darles la bienvenida “a esta casa, que también es la vuestra”, ratificaba “el compromiso del Gobierno provincial con este programa y el apoyo al pueblo saharaui que ha recibido nuestra ayuda en momentos de necesidad”, añadiendo que “seguiremos colaborando para que todos vosotros y vosotras podáis seguir viendo a convivir con familias toledanas y, desde el corazón, estamos encantados de recibiros, una año más, en la Diputación de Toledo”.



Asimismo agradecía a los representantes de las Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui que coordinan el programa en la provincia de Toledo y al delegado y subdelegado saharaui en Castilla-La Mancha, Bulahi Mohamed-Fadel y Abdlade Mohamed, respectivamente, la gran labor que realizan con este magnífico proyecto que lleva 30 años posibilitando que niños de entre 8 y 12 años vengan a España a convivir con familias los meses de verano.

Un programa que, como resaltaba en el acto de recepción la representante de las asociaciones toledanas, Elena Villanueva, este año, por primera vez, incorpora a las “Vacaciones en paz” a niños y niñas con discapacidad.

Concretamente, este año son cuatro los pequeños con discapacidad que han sido acogidos por familias toledanas y, según aseguraba, varias asociaciones quieren que el próximo año vuelvan a ser un programa inclusivo.

Además, resaltaba Villanueva lo que puede significar para estos niños y niñas estas vacaciones porque uno de ellos no habla y aquí, en la revisión médica, se le ha detectado que tenía sordera con lo que se le podrá atenderle específicamente y mejorar su comunicación.

Y es que, además de posibilitar a la población infantil saharaui salir de los campos de refugiados temporalmente, el programa de “Vacaciones en paz” tiene entre sus objetivos realizarles reconocimientos médicos y tratamientos especiales que resultan imposibles en sus lugares de residencia.


No hay comentarios