ÚLTIMAS NOTICIAS

Trabajadores de Textil exigen un salario mínimo de 1.000 €



CCOO irrumpe en la campaña de rebajas con movilizaciones en Toledo y acciones similares en otras ciudades de España


CCOO se ha movilizado hoy en Toledo, en los centros comerciales La Abadía y Luz del Tajo y ante las puertas de ‘Zara’ en la calle Comercio, donde ha entregado a los viandantes un folleto informativo sobre la situación de las trabajadoras del sector textil-confección y ha pedido el apoyo de los potenciales clientes de las tiendas de ropa “con un simple gesto: hoy no compre.”

En plena campaña de rebajas, el sindicato ha protagonizado acciones similares en otras muchas ciudades de España, al tiempo que se manifestaba en las principales zonas comerciales de Barcelona, Alcoy y Madrid -donde ha acudido una representación de CCOO-Industria de CLM encabezada por su secretario general, Ángel León-, para denunciar las deplorables condiciones laborales y los bajos salarios que campan en el sector.

En el sector de textil-confección los trabajadores y las trabajadoras -sobre todo son mujeres- solo reclaman llegar a ser mileuristas, tal y como establece el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC). Pero las empresas se niegan a cumplir lo acordado, que es un salario mínimo de convenio de 14.000 euros brutos anuales”, explica María Jesús Fernández, responsable de Mujer de CCOO-Industria CLM.

Las patronales y la UGT, que no tiene la mayoría sindical en el sector, firmaron el pasado mes de septiembre un acuerdo de eficacia limitada que establecía una subida del 3% sobre las tablas salariales del convenio general del sector y fijaba el salario mínimo intertextil para este año en 877,52 euros brutos mensuales (12.285,28 anuales).

Gracias a la subida del Salario Mínimo Interprofesional decretada por el Gobierno, vamos a poder llegar a los 900 euros brutos mensuales. Pero queremos ser mileuristas, exigimos que se cumpla lo firmado por la CEO-Cepyme y los sindicatos en el AENC”, recalca Fernández.

CCOO exige “un acuerdo de eficacia general que acabe con la precariedad del pacto que UGT suscribió con las tres patronales del sector”. El sindicato ya ha anunciado que impugnará ante la Audiencia Nacional este “pacto privado”, pero, además, ha puesto en marcha una campaña de acción sindical “que no parará hasta conseguir que las trabajadoras tengan el convenio que se merecen.”

Mañana habrá manifestaciones y concentraciones en Madrid, y en las comunidades de España con mayor presencia de la industria textil-confección, Catalunya, Valencia y Galicia.

No hay comentarios