ÚLTIMAS NOTICIAS

'La democracia tiene que entrar en la economía y las empresas'


Bruno Estrada presenta en Toledo el libro “La Revolución Tranquila”


“La Revolución Tranquila”, este es el título del libro de Bruno Estrada quien estuvo ayer presentándolo en Toledo, en un acto en el que reflexionó e hizo hincapié en la necesidad de la democratización de la economía y de las empresas, con la participación de los trabajadores y trabajadoras y el conjunto de la sociedad en la toma de decisiones en el mundo de la economía y del trabajo.

El autor estuvo acompañado por el secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, la secretaria regional de Formación Sindical y Cultura del Trabajo de CCOO CLM, Carolina Vidal, el vicepresidente segundo de la JCCM, José García Molina, y otras más de 80 personas que participaron en la presentación, que tuvo lugar en la Biblioteca de Castilla-La Mancha.

Estrada señala que identificamos la revolución con violencia, pues “las revoluciones que se han producido en siglos anteriores, en sociedades no democráticas, se produjeron con violencia ante la ausencia de cauces para canalizar la expresión mayoritaria de la sociedad, pero en la medida en que la democracia se va instaurando en la mayoría de las sociedades desarrolladas, no tienen sentido los espacios violentos sino que se tiene que ganar la hegemonía cultural en el espacio democrático”.

En este sentido, el autor de “La Revolución Tranquila” hace hincapié en la necesidad de que se produzca una “democratización de la economía, que es lo que define gran parte de la realidad de nuestro día a día, no solo cómo producimos, sino cómo trabajamos, qué horarios tenemos, si somos capaces de conciliar vida laboral, personal y familiar … En la medida en que esas decisiones las tomen solo quienes tienen el capital tendremos un modelo de sociedad, en la medida en que se adopten desde el conjunto de la sociedad tendremos otro”.

La democracia no solo hay que pensarla desde el espacio político, sino también la democracia dentro de las empresas, en cuanto a la participación de los trabajadores y trabajadoras en las decisiones del mundo de la economía y del mundo del trabajo”, remarca.


Estrada, economista, especialista en relaciones laborales y adjunto a la Secretaría General de CCOO, vincula en su libro el mundo del trabajo al mundo de la política, subrayando que “los sindicatos son una parte muy importante de la acción política”.

Otra de las reflexiones que hace es sobre la evolución del ser humano, “una evolución hacia la cooperación, hacia la democratización de los espacios. Una colaboración en la que para subir cada escalón es necesaria una acumulación de fuerzas porque aquellos que mantienen los privilegios intentan que no avancemos”.

El secretario general de CCOO CLM compartió con Estrada la necesidad de avanzar en la democracia en el seno de las empresas, potenciando la participación de las personas trabajadoras y de los representantes sindicales, pues lamentablemente nos encontramos con una realidad de ausencia de democracia en las empresas; así como la colaboración entre los sindicatos y las fuerzas políticas de izquierda.

En un año electoral como es este 2019 el líder regional de CCOO invitó a la militancia a que “seamos capaces de movilizarnos ante movimientos que nos preocupan mucho, porque es mucho lo que nos estamos jugando para poder avanzar hacia otro mundo posible, que algunos estamos empeñados en intentar cambiar, logrando que se sitúe a las personas en el centro”.

Durante su intervención en el acto, la secretaria regional de Formación Sindical y Cultura del Trabajo de CCOO CLM, Carolina Vidal, indicó que nos encontramos en un momento de reflexión sobre el nuevo orden político que queremos darnos, avanzando en una democracia donde la sociedad civil sea más libre, igualitaria y más feliz; y tenemos que hacerlo desde lo colectivo, en CCOO tenemos claro que los cambios han venido siempre desde la acción colectiva.

Por su parte, José García Molina, vicepresidente segundo de la JCCM, indicó que hay otras formas de entender la vida y la propia política. “No todas las revoluciones tienen que ser violentas, hay revoluciones individuales, culturales, sociales y políticas que son más tranquilas y que se van imponiendo con el paso del tiempo, porque nos hacen ver que hay otra forma de vivir mejor para la mayoría, no solo para unos pocos”.


No hay comentarios