ÚLTIMAS NOTICIAS

Masterclass en acción con ‘Yuli’, en la recta final de CIBRA



En la coreografía ha estado presente uno de los protagonistas, Keyvin Martínez. El montaje final se proyectará en la Gala de Clausura


En la recta final de los encuentros de cine ‘Reyes Abades’, el Festival del Cine y la Palabra, CiBRA, ha organizado una masterclass en acción con motivo del prestreno de la película Yuli de Icíar Bollaín.

A las nueve de la mañana en el centro cultural de San Marcos, los 150 alumnos más 30 profesores, comenzaban el ensayo de lo que sería el posterior rodaje a las 11h. Un rodaje que ha realizado íntegramente alumnos de diferentes institutos de la provincia de Toledo: IES Alfonso X El Saio, IES El Sefarad, IES Princesa Galiana y el IES Juanelo Turriano; además también de alumnos de la Escuela de Artes de Toledo; y que llevan preparando desde finales de septiembre.

El objetivo principal de esta masterclaas es que todos ellos tuvieran y vivieran la experiencia de cómo es un rodaje real de cine. Cámaras, maquillaje, peluquería, sonido, producción, actores, bailarines y coreografía. Todo guiado por profesionales del medio del cine como son: Sol Carnicero, directora de producción y vocal de la Academia de Cine Español; Daniel Rodríguez, coreógrafo profesional; y con asesoramiento de David Rojas de Castilla la Mancha Media organismo que ha apoyado el evento con medios técnicos y humanos.

Además, en el rodaje se ha contado con la presencia de Keyvin Martínez, uno de los protagonistas del film. Su papel en la película es interpretar a Carlos Acosta, actor principal y bailarín cubano, cuando era más joven. Este, ha dicho que es la primera película que ha rodado en su visa, nunca se había acercado al mundo cinematográfico. “Era la primera vez que hacía una película, la primera vez que me ponía ante una cámara, pero ahora que me ha picado el gusanillo me gustaría hacer más. Me gustaría salirme del tópico de bailarín, cubano, negro. Siento que puedo hacer algo más, por eso me gustaría experimentar otras cosas”. 

Martínez también ha agradecido a Icíar Bollaín, directora de la película, el apoyo y la confianza que le ha dado tanto en el tiempo de rodaje como previamente. “Es una directora magnífica, pero también una gran persona, confió en mí y me guió en todo momento para hacerlo lo mejor posible”.

En este sentido, Martínez ha explicado que el rodaje tuvo algunas partes duras, puesto que la vida que ha tenido Carlos Acosta ha sido muy parecida a la suya, muy humilde. “Una de las partes que más me impactó de la película fue la escena en la que estoy en un apartamento en Londres viendo la televisión, viendo lo que está pasando en Cuba mí país. La parte de los balseros, yéndose de Cuba, gente muriéndose en el mar. Toda esa situación que se vivió me la proyectaron en la televisión, yo no estaba realmente preparado para ver todas esas imágenes que surgieron antes de yo nacer. No había visto esa parte de Cuba en imágenes, se me salían las lágrimas al ver a la gente muriéndose, buscando trabajo (…) es una parte de la historia que no conocía y eso me impactó”.



1 comentario:

  1. He oído sobre eso. Mi amigo dijo que había leido algo semejante en url

    ResponderEliminar