octubre 28, 2018

Seseña "puede quedarse sin servicios" de Policía Local



➤ El SPL denuncia la "insuficiencia" de plantilla para atender a una población de más de 30.000 vecinos


Representantes Sindicales de la Policía Local de Seseña advierten, a través de un comunicado de prensa, que más de 30.000 vecinos de la localidad toledana “se pueden quedar sin servicio de Policía Local cuando llamen al 092”. De esta forma quieren poner de manifiesto “la insuficiencia” de personal con la que cuentan.

Aseguran que “no tienen plantilla suficiente para cubrir todos los turnos”; de ahí que, apuntan, “la inseguridad que conlleva la falta de patrullas de apoyo y que de no poner remedio a este déficit de efectivos puede llevar a que en determinados turnos no dispongan de policías locales para atender los requerimientos de los vecinos cuando llamen al 092”.

Reproducimos el comunicado íntegro que ha difundido el Sindicato Profesional de Policías Locales de CLM (SPL)

En la actualidad el municipio de Seseña cuenta con una población empadronada de alrededor de 25.000 habitantes, y una población flotante de entre 7000 y 9000 más. Todos ellos distribuidos en cinco núcleos urbanos, cinco polígonos industriales y una superficie total de 72,68 km².
Para toda esta población y superficie, tan solo presta el servicio real un total de 14 policías. O lo que es lo mismo, existe un ratio de 2285 habitantes por policía.

La situación geoestratégica de Seseña, municipio limítrofe con la comunidad de Madrid, y la gran expansión inmobiliaria que ha sufrido durante los últimos años, donde de la nada ha surgido una ciudad como es el Quiñón, con una población aproximada de unos 7000 habitantes. Hace que la problemática en cuestiones como la seguridad ciudadana o tráfico sea idéntica a la de otros municipios de la comunidad de Madrid y que en nada se parezca a la que se puede ver en otros municipios de Castilla la Mancha con idéntica población.

Con la entrada en el año 2015 de seis agentes en comisión de servicio, la delicada situación del servicio policial mejoró, pero a día de hoy, concluidas dichas comisiones y tras la marcha de agentes de la propia plantilla a otros municipios, la tasa de reposición para igualar el número de agentes de 2015 es de alrededor de once. Así las cosas, en la actualidad, solo prestan servicio real 14 efectivos de la policía.

Uno de los puntos de inflexión fueron las fiestas patronales de mediados de agosto. Donde gracias al compromiso y la dedicación de los propios agentes, hubo quien trabajo hasta 11 días seguidos y con turnos que llegaron a las 16 horas, con el fin de dar seguridad a las fiestas más conflictivas que se han conocido hasta la fecha. Este esfuerzo, más allá de un agradecimiento general por parte del jefe de la policía, no ha sido reconocido ni por el Ayuntamiento, que aún adeuda a los agentes las horas extras.

Otro punto de inflexión es el notable incremento de los delitos contra el patrimonio (hurtos y robos), usurpaciones de vivienda, así como los numerosos avisos por violencia de genero, que la población de Seseña sufre.

Ni las reiteradas demandas de los agentes sociales, ni de los propios policías, ni los informes emitidos por el jefe de la policía trasladando a alcalde y concejales esta situación insostenible, desde hace ya más de dos años, ha hecho que, por parte del ayuntamiento, se adopte ningún tipo de medida. Haciendo oídos sordos a esta clamorosa demanda.

Así, tan solo una patrulla integrada por dos agentes, cubren en los diferentes turnos las necesidades de los habitantes de Seseña. Ello no solo acarrea, en ocasiones, demoras del tiempo de respuesta en más de 40 minutos, por la acumulación de avisos; sino un extraordinario incremento de la peligrosidad en las actuaciones, cada vez más complejas, a las que los gentes se tienen que enfrentar, careciendo en todo momento del apoyo de otras patrullas.

Esta situación no ha sido aliviada por la declaración de “Puesto Principal” del puesto de la guardia civil de Seseña. Ya que, la mayoría de los días, no puede contarse con sus efectivos al estar destinados a la cobertura de la Sagra Alta, que incluye poblaciones como la se Seseña, Esquivias, Borox, Yeles etc.

La situación ha llegado hasta tal punto, que ante las cada vez más constantes situaciones en las que un único agente se queda cubriendo un turno, el jefe de la policía local ha emitido un comunicado interno en el que ordena que, cuando un solo agente preste servicio, éste deberá quedar en custodia de dependencias y cualquier demanda vecinal que conllevé la presencia policial, tendrá que ser derivada a guardia civil o al centro de emergencias 112, para que sea atendida desde allí. Todo ello en pos de la seguridad de los propios agentes y de terceros.

Desde los representantes sindicales de la policía local, se quiere trasladar la urgente necesidad de alcanzar un número suficiente de agentes que ayude a dar una completa seguridad al municipio y a sus habitantes, al tiempo que se logra, que las intervenciones se realicen con las máximas condiciones de seguridad para los propios funcionarios. Desde fuentes sindicales se estima que este número de agentes estaría en torno a los 50, incluyendo los mandos.
Pero esta demanda no se queda solo en el incremento de la plantilla, sino en la actualización y mejora de los medios materiales con que cuenta la policía.

Actualmente se cuenta con cuatro vehículos policiales, dos de los cuales se encuentran estropeados o en pésimas condiciones de funcionamiento. Los otros dos, se encuentran en régimen de renting desde hace casi cuatro años. Y sus condiciones no son mucho mejores a la de los anteriores. Se cuenta con un total de cuatro motocicletas, las cuales están estropeadas y no pasan la inspección técnica de vehículos.

Se carece de chalecos reflectantes para hacer frente a los accidentes de tráfico en horarios nocturnos o te baja intensidad lumínica, lo cual supone un serio riesgo para la vida e integridad física de los agentes que colaboran en los accidentes de tráfico. El sistema de transmisiones nuevo implantado hace apenas dos años, no tiene cobertura en todo el municipio y falla constantemente. Los teléfonos móviles de servicio sufren continuas interferencias y cortes.

El sistema informático está compuesto por ordenadores desactualizados y obsoletos, red interna con cortes y programa de gestión interna, conexión a tráfico y consultas de padrón con continuas incidencias. No existe una atención personal y presencial en dependencias de policía local las 24 horas del día al ciudadano, solo existe atención presencial en horario de mañana de lunes a viernes. No existe una centralita que coordine y distribuya los avisos a los agentes actuantes, sino que son los propios agentes que actúan los que contestan las llamadas entrantes, al tiempo que atienden en persona las urgencias y emergencias de los ciudadanos, con el consiguiente riesgo para ellos, para terceros y de cometer posibles errores por la situación de estrés a la que están sometidos.

Los vecinos de Seseña no se merecen un servicio de policía con tantas carencias y deficiencias, como tampoco se lo merecen los propios funcionarios por el grado de implicación que han demostrado tener a lo largo de los años con este municipio.

Así que, desde los responsables sindicales de la policía, solo queda esperar a que el Ayuntamiento tome las medidas pertinentes para atender estas demandas, que llevan solicitándose desde hace años, con el consiguiente ninguneo por parte de la administración. Nunca en 15 años de historia que tiene la policía local de Seseña, se ha vivido nada igual.

De manera que, en absoluto queda garantizado el servicio de policía local para las fechas navideñas que se avecinan, poniéndose en serio riesgo eventos tan cruciales como la cabalgata de los Reyes Magos, los actos navideños, o simplemente que se puedan atender las emergencias surgidas los días 24, 25, 31 de Diciembre o 1 de enero.
No nos queda otra que denunciar públicamente esta situación, para ver si, conociéndose, el Sr. Alcalde D. Carlos Velázquez Romo y su equipo de gobierno toman cartas en el asunto de una vez, y solucionan esta situación antes de que ocurra una desgracia".
/

Lo + visto