junio 19, 2018

Villacañás tendrá balsa para reducir las avenidas de agua



En base al proyecto elaborado por los servicios técnicos de la Diputación de Toledo


El Ayuntamiento de Villacañas ha concluido todos los trámites necesarios para iniciar, en los próximos días, los trabajos de construcción de una balsa de avenidas con el objetivo de reducir el riesgo de inundaciones en las zonas del municipio que registran más dificultadas cuando se producen tormentas, dada la imposibilidad demostrada de evacuar el agua de lluvia cuando dichas tormentas llegan con fuerte descarga de agua en un periodo muy corto de tiempo, como ocurría, por ejemplo, hace unas semanas.

Este proyecto se basa en un estudio elaborado por los servicios técnicos de la Diputación de Toledo, para buscar una solución factible y eficaz que reduzca al máximo el riesgo de avenidas incontroladas de agua, que mejore la regulación de esas avenidas de agua procedentes de las chorreras de la sierra mediante la construcción de una gran balsa de regulación, también llamada balsa de avenidas, en la que se acumularía el agua que baja de la sierra y se evacuaría de forma controlada, evitando que la red de recogida de aguas pluviales y de alcantarillado se sature.

El alcalde, Santiago García Aranda, ha destacado la importancia de haber conseguido los acuerdos necesarios con los propietarios afectados, sin que haya sido necesario ir a un procedimiento expropiatorio. La inversión que se va a acometer está incluida en los presupuestos municipales para este año, y el proyecto de la obra fue aprobado el pasado mes de febrero por el Pleno de la Corporación, con el único voto en contra del concejal de IU.

Además, el alcalde explica que los costes para el Ayuntamiento serán muy reducidos, gracias a las gestiones realizadas con Diputación, cuyos técnicos han elaborado el proyecto, y con la Mancomunidad de Servicios Comsermancha, de la que forma parte el municipio y cuyo servicio de maquinaria realizará la parte más importante de los trabajos, en lo que es una gestión económica muy positiva para las arcas municipales.

En primer lugar, esta misma semana se realizará el replanteo de la obra en la zona junto a la avenida de las Cuestas Blancas donde se va a construir la balsa. La próxima semana se llevarán a cabo las actuaciones para adecuar accesos tanto en la zona de la propia obra como en la que recibirá la tierra excava. A continuación, está previsto que, a lo largo del mes de julio, actúe maquinaria pesada como una gran pala retroexcavadora, un buldócer o niveladora, y camiones con bañeras para la retirada del enorme volumen de tierra que se va a tener que mover. Por este motivo, se ruega a los conductores que circulen por esta avenida a que extremen la precaución y atiendan a la señalización e indicaciones que se puedan realizar en cada momento.

La capacidad de esta balsa de avenidas se ha calculado para los caudales de máxima precipitación estudiados a lo largo de una serie histórica y con el objetivo de que sea capaz de retener las avenidas de agua producidas por grandes aguaceros y tormentas, que son las que ocasionan los mayores daños. Los técnicos proponen la construcción de una balsa con una capacidad de unos 5.000 m3, volumen que se estima más que suficiente para la retención del caudal de lluvia de grandes avenidas.


/

Lo + visto