junio 20, 2018

La Unidad de Restauración de la Diputación Provincial retoca la imagen de la Virgen del Socorro, de Cabañas de Yepes



La actuación de restauración de la talla policromada en madera, una de las más antiguas de la provincia de Toledo que se conservan, se enmarca en las labores de mantenimiento y respondiendo a la solicitud del alcalde


La Unidad de Restauración de la Diputación de Toledo ha vuelto a intervenir sobre la imagen de la Virgen del Socorro de la localidad de Cabañas de Yepes realizando labores de recuperación y mantenimiento de esta talla policromada en madera, considerada como una de las vírgenes más antiguas de la provincia que se conservan.

La imagen de la Virgen del Socorro de Cabañas de Yepes ya fue restaurada de forma integral por la Diputación provincial en el año 2006 y la intervención que acaba de realizar la Unidad de Restauración responde a sus labores de supervisión, mantenimiento y control de la obra después de su rehabilitación.

También responde a la petición que al respecto cursó el propio alcalde de Cabañas de Yepes, Ángel de Vega, quien solicitó una nueva intervención para subsanar los pequeños deterioros que presentaba la imagen.

Concretamente, y tal y como especificó el restaurador encargado de la Unidad de Restauración de la Diputación de Toledo, Enrique Toledo, al alcalde en una de las sesiones de reparación a las que asistió, se ha tratado de una actuación sencilla de retoque y nuevo barnizado de la imagen. Concretamente, para recuperar barnices que al aplicarse en capas de micras de espesor pueden sufrir ligeras pérdidas de brillo e incluso pérdida de sus propiedades protectoras y aplicar retoques de color en pequeñas zonas bajo los mantos de la virgen.

La actuación, además, se ha realizado en la misma localidad de Cabañas de Yepes, cuya Virgen del Socorro es patrona del municipio, sin necesidad de que la imagen tuviera que abandonar en ningún momento su lugar de ubicación, que es la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

La imagen de una sola pieza del siglo XVII que representa a una virgen sedente sobre un trono con un niño en su regazo, se enmarca en el estilo románico de transición al gótico.


/

Lo + visto