mayo 16, 2018

Una ampliación que permitirá exponer la Colección Luis Alba



El Ayuntamiento acomete la ampliación del Archivo Municipal, comprometida por el Gobierno local para la presente legislatura


La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha visitado este miércoles las instalaciones del Archivo Municipal de la ciudad una vez que se han ejecutado las obras de ampliación y de mejora de este espacio emblemático de la ciudad con una inversión de 54.000 euros, lo que permitirá exponer al público la Colección Luis Alba, con más de 10.000 ejemplares; dotar de mayor espacio al Archivo e incorporar un moderno archivador compacto con capacidad para 3.600 cajas, así como amplios planeros.

Según ha mantenido la primera edil, “hoy es un día importante para la ciudad y la cultura”, pues con esta actuación -cuyo fin último era dignificar la colección Luis Alba e incluir en el Archivo ediciones de libros toledanos-, Toledo avanza en la promoción de la cultura toledana y en su orgullo de ciudad, no sólo a través del patrimonio externo”.

La ampliación de las instalaciones se ha acometido durante los últimos siete meses y ha contemplado la construcción de pasarelas metálicas y estanterías adosadas al muro central y lateral, la instalación de armarios móviles en la tercera planta del Archivo; la tarima y planchas de madera para cubrir las pasarelas y, en último término, las luminarias para las mesas de la sala de trabajo.

Milagros Tolón ha estado acompañada en esta visita por el edil de Servicios Sociales y presidente del Consejo de Participación del Casco, Javier Mateo; el edil de Urbanismo y de Promoción Económica, Teo García y el Archivero Municipal, Mariano García, quien ha aprovechado la ocasión para presentar algunas de las últimas adquisiciones del Archivo, como son dos carteles de fiestas toledanas, uno de la romería del Valle de 1949 y otro de las fiestas del Corpus de 1967, obra de dos artistas toledanos muy representativos de la técnica cartelista: Quismondo y Moragón.

También ha presentado un bando fechado en junio de 1968 con las recomendaciones de baño en el río Tajo; piezas de una colección de placas de vidrio del fotógrafo García Garrabella y una placa para linterna mágica del Convento de San Gil, obra del fotógrafo francés Sulier en 1855.

“Esta obra es un sueño”

El Archivero municipal ha mantenido que “esta obra es un sueño” de hace más de diez años y permitirá “dar sentido físico y una adecuada instalación a la colección Luis Alba”. Además, García ha explicado que el Archivo “se había quedado pequeño”, debido al alto volumen de crecimiento, con la recepción de 700 u 800 cajas al año.

El Archivo es como el mar y las oficinas son los ríos”, ha dicho, apostillando que el problema de espacio “era serio” y la solución adoptada da respuesta a un compromiso contraído por el Gobierno local en su programa electoral, tal y como ha recordado.

De otro lado, García ha valorado la perdurabilidad e integración en el diseño de las actuaciones ejecutadas; el respeto a la propiedad intelectual del arquitecto autor del edificio del Archivo Municipal, Ignacio Mendaro, que ha diseñado también la nueva pasarela; la implicación de los trabajadores del Plan de Empleo del Ayuntamiento, los servicios municipales de Carpintería y becarios de la universidad que han participado en el proceso de clasificación de documentos y, en último lugar, la posibilidad de trabajo que ha supuesto esta actuación para empresas de la ciudad y provincia.

El esfuerzo ha merecido la pena”, ha dicho, manteniendo que ahora le corresponde al Archivo asumir la descripción catalográfica de la Colección Luis Alba al tiempo que avanza en el “reto” de la administración electrónica.




/

Lo + visto