ÚLTIMAS NOTICIAS

Los "candados del amor" que tanto "desamor" provocan

.
La barandilla del Paseo del Miradero, de Toledo, comienza a llenarse de "candados del amor".

GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)

. La barandilla  de la subida del Miradero, en la calle Venancio González, uno de los puntos preferidos por los enamorados para sellar su amor colgando estos cierres metálicos

. Una moda que trae de cabeza a las autoridades de ciudades como Roma o París, donde esta moda provocaba en 2014 el desplome de parte de una barandilla en la capital parisina


Los candados del amor, la moda generada por el libro de Federio Moccia, "Tengo ganas de ti", siguen extendiéndose por distintos puntos de la monumental Toledo. Si hasta ahora se han visto en algunos puentes, como en el de Alcántara, los más recientes los encontramos en las barandillas del Paseo del Miradero.

    En la novela de Moccia los protagonistas sellan su amor colgando un candado con sus nombres en una farola del puente romano Ponte Milvio y tiran después la llave al Tíber. Una costumbre que difícilmente puede llevarse a efecto en el caso del Paseo del Miradero, dada la distancia que separa la barandilla del Tajo. Pero eso no es óbice para que los enamorados sigan colgando sus candados ahí. Es más, quizá sea este el punto donde más candados puedan encontrarse.

    Pero estas historias de amor; sin embargo, se convierten en "desamor" para otros a los que esta moda trae de cabeza. Es decir las autoridades locales que no ven la forma de erradicarla y que en algunos casos, como en París, pueden suponer hasta un riesgo. Tanto es así que el año pasado se desprendieron varios metros de la barandilla del puente peatonal Pont de Arts debido al peso que soportaban por estos cierre metálicos.

    Tanto París como Roma, dos de las ciudades donde más se ha extendido esta moda, declaraban "la guerra" a esta moda, proponiendo otras alternativas como que las parejas se hagan un selfie.. Una propuesta que  no parece haber tenido éxito entre los enamorados.

    Así pues, parece que la solución pasa por "el uso de las tenazas".  De momento la barandilla del toledano Paseo del Miradero no corre riesgos, aunque de seguir así pude convertirse en un punto clave para las parejas que desean sellar su amor y, por tanto, los responsables municipales también tendrán que estar alertas para evitar males mayores. Sin hablar ya del efecto que causan en los entornos monumentales e históricos.

Una moda que trae de cabeza a las autoridades locales de muchas ciudades históricas.

No hay comentarios