ÚLTIMAS NOTICIAS

Una agresión que evidencia el 'abandono' de los Juzgados de Paz

Ayuntamiento de Méntrida (Toledo).

. Así lo denuncia CCOO tras la agresión que sufrieron, el pasado 9 de febrero, dos trabajadoras del Juzgado de Paz de Méntrida (Toledo)


La agresión sufrida la semana pasada por dos trabajadoras del juzgado de paz de Méntrida “pone en evidencia la desidia del Ministerio el mantenimiento de la Justicia de Paz de Castilla-La Mancha y el abandono en el que se encuentran sus trabajadores y trabajadoras”, denuncia CCOO.

    El sindicato ha dado cuenta de que el pasado 9 de febrero, una gestora procesal y una funcionaria de auxilio del Juzgado de Paz de Méntrida (Toledo) fueron víctimas de amenazas, y una de ellas de una agresión con resultado de lesiones, mientras celebraban una prueba testifical.

    “Estos hechos son gravísimos y ponen de relieve una situación largamente denunciada por CCOO: la desidia, el abandono y la falta de medios y recursos que sufren los trabajadores de la Justicia de Paz, y especialmente en el ámbito gestionado por la Gerencia Territorial de la Administración de Justicia en Castilla-La Mancha”, denuncia Carlos Loscertales, responsable del sector de Justicia de CCOO CLM.

    “Las agrupaciones de secretarías de la Justicia de Paz en CLM se caracterizan por tener unas instalaciones obsoletas, con sedes fuera de los núcleos urbanos y carentes de cualquier tipo de seguridad o vigilancia; muchas de ellas sin internet; la mayoría dotadas con restos de material y equipos desechados por los Ayuntamientos, a los que el Ministerio de Justicia asigna para su mantenimiento de una cantidad ridícula, prácticamente inalterable desde el año 2001 cuando se crearon estas Agrupaciones”, explica Loscertales.

    “Esta vergonzosa situación es conocida por la Gerencia Territorial de Justicia de Castilla-La Mancha, por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, por las Audiencias Provinciales de Toledo, Cuenca, Guadalajara, Albacete y Ciudad Real, por los titulares de los Juzgados Decanos de toda la región, y por los Ayuntamientos responsables de las instalaciones; que, con la bendición del Consejo General del Poder Judicial, la consienten”

    “Pero, si cabe, lo más grave es la desidia del Ministerio de Justicia, último responsable, que a sabiendas del problema no toma decisión alguna, lo que para CCOO es irresponsable y demuestra una total y absoluta dejadez de sus obligaciones”, denuncia el responsable del sindicato.

Unas "cifras rídiculas"

“Que el Ministerio pague a los Ayuntamientos unas cifras ridículas para que se ocupen del mantenimiento de los Juzgados de Paz, no le exime de su obligación de garantizar unos niveles mínimos de seguridad, tranquilidad y salubridad a los trabajadores y trabajadoras de la Administración de Justicia, para que puedan desarrollar su trabajo sin interferencias ni obstáculos; en beneficio del propio trabajador o trabajadora, del servicio público y de los usuarios del mismo”

    “Hechos como los ocurridos en Méntrida”, recalca Loscertales, “ponen de evidencia que los Juzgados de Paz, y sus Agrupaciones carecen de medios y no están preparados para asumir las diligencias ordenadas por los Juzgados y Tribunales, como la práctica de pruebas testificales derivadas de causas penales por delitos graves, lanzamientos, desahucios o embargos”.

    “En consecuencia, con estos antecedentes, si la Justicia de Paz funciona no es gracias al Ministerio de Justicia ni a los Ayuntamientos; sino al sacrificio, la entrega y la profesionalidad de sus funcionarios/as comprometidos con el servicio público de esta parte de la justicia que, desgraciadamente, no interesa a la Administración, que los infradota de medios para luego poder justificar las privatizaciones”, concluye Loscertales.

No hay comentarios