mayo 17, 2018

Cáritas atenderá a los venezolanos residentes en España



Está diseñando un Programa de Acogida y Asistencia, ante la difícil situación por la que están pasando


El arzobispo de Toledo, don Braulio Rodríguez, mantuvo un encuentro con más de medio centenar de venezolanos acompañados por Cáritas, mostrando el apoyo y el consuelo de la Iglesia.

El arzobispo de Toledo, D. Braulio Rodríguez Plaza, acompañado del Equipo Directivo de Cáritas Diocesana de Toledo, mantuvo el fin de semana pasado un encuentro en el Centro “Santa Teresa de Calcuta” de Toledo con más de medio centenar de venezolanos que participan en los diferentes programas de Cáritas y del Secretariado Diocesano de Pastoral de Migraciones. Don Braulio quiso mantener este encuentro con las familias venezolanas acogidas por Cáritas para acercarse a su sufrimiento y mostrar el apoyo y el consuelo de la Iglesia.

Cáritas Diocesana de Toledo muestra su preocupación por la difícil situación que viven los venezolanos en España. En este encuentro los venezolanos explicaron que aunque tienen la posibilidad de solicitar asilo político los trámites burocráticos duran muchos meses y son muy pocas las solicitudes admitidas. Los que ven su solicitud denegada se quedan sin ningún tipo de ayuda social y sin la posibilidad de encontrar un trabajo legal. 

Asimismo las ayudas que las Administraciones Públicas les conceden a los que solicitan asilo -en los meses que duran los trámites -no cubren todas las necesidades básicas; incluso hay venezolanos que no tienen opción estas ayudas debido a que han ingresado España por ser descendientes de españoles, por lo que no tienen derecho a solicitar asilo.

Por este motivo para poder ayudar a estas familias, Cáritas Diocesana de Toledo está diseñando un Programa de Acogida y Asistencia para los inmigrantes venezolanos.

Don Braulio dirigió palabras de cariño y consuelo a los asistentes, sabiendo que son una pequeña representación de los venezolanos que viven en nuestra Archidiócesis. “Contad con lo todo lo que, humildemente desde la Iglesia de Toledo, a través de Cáritas, podamos hacer por vosotros. No somos dos pueblos (Venezuela y España) sino que somos miembros de un mismo pueblo, el pueblo de Dios, que nos hace hermanos”, afirmó don Braulio.

Durante más de tres horas don Braulio escuchó los testimonios de dolor de muchos venezolanos que allí se encontraban. Testimonios en los que explicaron los motivos que les hicieron emigrar, motivos como la inseguridad, la persecución política, la falta de medicamentos, problemas graves de salud, el hambre, etc…Todos los venezolanos han tenido que vender sus bienes en Venezuela para buscar una vida mejor en España.

Hemos vendido nuestras casas y nuestras pertenencias. Hemos dejado nuestros trabajos y nuestra familia y, al llegar a España nos encontramos con que somos ciudadanos irregulares, que no tenemos derecho al asilo o refugio en España porque en nuestro país no hay guerra, como pasa en algunos países de Oriente. Sin embargo, mueren cada día las mismas personas que en Siria sin haber guerra. Y mueren de hambre. Mueren porque no hay medicinas para curarse, mueren porque no hay alimentos suficientes…”. Este fue uno de los testimonios que expresaron a don Braulio los participantes en el encuentro.

Los participantes en el encuentro también puntualizaron que “lo que sale en las noticias no es la verdad. Solo las personas que viven o hemos vivido allí, sabemos lo que realmente está pasando”. Una de las venezolanas, entre lágrimas, comentó que “hace unos días, uno de mis familiares me dijo que había ido a hacer la compra y solo pudo conseguir un tomate. Esa fue la única comida que pudo conseguir para siete personas”.

Nunca hemos tenido que pedir ni mendigar por un poco de pan porque los venezolanos somos gente trabajadora y, ahora al tener que pedir, nos sentimos hundidos y humillados”. Esto le dijeron casi todos los venezolanos al Primado de España que destacó que entre los asistentes se encontraban ingenieros, médicos, odontólogos, abogados, periodistas, informáticos, etc., una formación “muy buena, que puede aportar muchas cosas buenas a España”.

Por su parte, el equipo directivo de Cáritas informó que, en una reunión mantenida con Don Braulio el pasado 19 de abril, éste les había instado a denunciar esta situación que viven los venezolanos en nuestra archidiócesis y a dar los pasos para un programa de acogida y asistencia a estas personas que carecen de lo necesario para vivir porque no tienen vivienda, ni comida y a casi todos se les niega el derecho a trabajar en España.

Puentes de Solidaridad en el Vaticano

La semana pasada el Vaticano presentó el programa llamado "Puentes de solidaridad”, plan pastoral integrado para asistir a los inmigrantes venezolanos en Sudamérica", creado tras la petición del Papa Francisco de "recibir, proteger, promover e integrar a inmigrantes y refugiados" y ante el flujo masivo de estos años de venezolanos.

Según datos del INE (publicados el 9 de febrero de 2018), en el 2016 entraron en España 30.000 venezolanos y sólo en el primer semestre de 2017, ya habían ingresado 20.000. estiman que el año pasado llegaron a España en torno a 20.000 venezolanos, y en lo que va de 2018 han entrado en nuestro país unos 45.000 venezolanos, más del doble que en todo el año pasado. “Lo peor está por venir, va a venir más gente aún”, expresaron a don Braulio los participantes del encuentro mientras le pedían ayuda para hacer llegar a los gobernantes esta situación.

El acto concluyó con una oración para pedir a Dios por todos los venezolanos que sufren, tanto en Venezuela, como en cualquier país del mundo y para pedir por las madres, ya que al día siguiente se celebraba el día de la madre en Venezuela.

Tras escuchar los testimonios de dolor de los hermanos venezolanos, don Braulio impartió, de corazón, la Bendición sobre todos ellos y sus familias.

/

Otras noticias