enero 04, 2018

El espíritu cervantino de Paquita Cordones en una exposición

El espíritu cervantino en la obra de la artista  Paqui Cordones ha protagonizado la despedida a 2017 y la bienvenida a 2018, gracias a la exposición sobre su obra cervantina y navideña en La Ermitilla de Quintanar de la Orden


Paqui Cordones, agradecida a todas las instituciones que apoyan su arte y lo difunden, como en esta ocasión el Ayuntamiento de Quintanar de la Orden, gracias a esta exposición la artista de este lugar de La Mancha muestra al publico de la comarca una gran parte de las obras pictóricas de su serie cervantina en la que lleva trabajando años, informa Ángel Luis Mota.

Paquita emplea cada día de su vida en dibujar nuevos caminos para el arte, con su propio estilo e inspiración ensoñadora e innovadora propia de los grandes talentos del arte contemporáneo y al mismo tiempo expresa en su amplio abanico artístico la sabía pincelada de los grandes maestros del arte español. 

Nuestra artista cabalga en un territorio común para dar rienda suelta a todas las artes y expresiones artísticas. Su técnica es tan singular y universal que abarca desde el paisaje exterior del mundo que le rodea hasta ese otro viaje al interior de cada personaje, para desvelar el ser humano sin artificios, y muestra a sus protagonistas con la belleza del corazón y el alma en su mirada tierna y frágil. 

Paquita inmortaliza sus personajes, sean de carne y hueso o fornen parte de un imaginario literario, novelesco o religioso. Su sensibilidad creadora es mayor que su rentabilidad artística, pero como mujer y como madre sus pinturas, sus criaturas artísticas le pertenecen y como parte de su genuina fecundidad  artística, sus creaciones nacen del amor y el sentimiento sobreprotector sólo equiparable al amor de una madre por sus hijos, donde el auténtico valor es tan grande que prefiere conservarlos a ponerles un precio justo.

De ahí su entrega y generosidad para corresponder a tantos amigos y personajes conocidos y populares a los que Paquita les hace padres adoptivos de algunas de sus obras o retratos, que la artista quiere depositar en cada corazón como una muestra de amistad y agradecimiento de su faceta creadora, inseparable del ser humano que habita en el interior de una artista, que se ha creado a si misma, luchado y trabajado para sacar a su familia adelante, porque aunque con el arte no se come, el espíritu libre que lo alcanza y lo sabe valorar hace obrar el milagro de la vida. 

Si Cervantes es su inspiración cervantina, el poeta Miguel Hernández es para Paquita el equilibrio y sentido poético de todo el conjunto de su obra. El destino la encaminó a la patria del poeta del pueblo. En Orihuela Paquita revive y pasea junto al espíritu de Miguel por las calles y rincones, comparte cada lamento poético del poeta y respira y coje aliento en esos poemas que desembocan en un canto a la libertad y a la justicia.

Paquita, en su arte multidisciplinar acaba de presentar su nuevo CD de música popular y deseamos que muy pronto un recopilatorio de su propia obra poética y literaria. Entre sus proyectos para 2018, una exposición monográfica dedicada a Miguel Hernández, bajo la mirada interior de la artista cervantina para acercarnos a los paraísos perdidos del poeta de Orihuela.
/

Otras noticias