diciembre 28, 2017

García-Page aventura un crecimiento económico positivo para la región durante los próximos diez años


Y la restauración del Estado del Bienestar antes de lo previsto. Así lo ha dicho durante un desayuno informativo ofrecido hoy en el toledano Palacio de Fuensalida



El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha felicitado hoy del “principio de reactivación económica” que se está  experimentando a nivel nacional y especialmente regional, “que nos permite aventurar un crecimiento económico los próximos diez años, quizá no del tres o el cuatro por ciento, pero sí del dos o del uno y medio”. Además, y basándose en la experiencia de estos dos últimos años, ha asegurado que es “alcanzable” el objetivo marcado al principio de la legislatura de restaurar el Estado del Bienestar del que gozaba la región antes de la crisis.
 
Según sus propias palabras, este objetivo “se fiaba más largo” cuando comenzó su mandato, pero el ritmo de recuperación que lleva Castilla-La Mancha en sanidad, educación, dependencia y prestaciones sociales, “será un objetivo alcanzable en la región entre ésta y la mitad de la siguiente legislatura”. Es decir, de ocho años que se vaticinaban en un principio, podría estar alcanzado en seis. “Recuperaremos el listón que teníamos como mínimo y, en algunos casos, iremos por delante y con mejoras de lo que había antes de la crisis”, ha añadido García-Page.
 
Así lo ha señalado este jueves a preguntas de los medios durante un desayuno informativo celebrado en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia regional, donde ha garantizado que España en su conjunto “pero nosotros un poco mejor”, le estamos empezando a “ganar el pulso” a la crisis. En su opinión, el “descoyunte social” que planteó la crisis y las políticas del Partido Popular “lo estamos reconvirtiendo quienes tenemos las competencias” en educación, sanidad o servicios sociales. Además, ha considerado el presidente regional, se está empezando a retomar el vuelo “sin ninguna burbuja y sobre la base no de un sector, sino de una reacción global”.
 
Teniendo en cuenta este avance, García-Page ha indicado que el objetivo central para 2018 será captar el  mayor número posible de empresas y, por tanto, de generación de empleo en la región. “El próximo año estaremos por encima en crecimiento de empleo sobre la media española”, ha garantizado.
 
Asimismo, se ha comprometido a acelerar “todavía más” el ritmo de reconstrucción de los grandes servicios públicos que, a su vez, nos permitirán afianzar un circuito económico importante. Por ello, en enero se hará efectivo el pago del 1,5 por ciento de la retribución salarial a los funcionarios “como forma de restauración de lo que fue la bajada del Gobierno de Cospedal del 3 por ciento, un pago que se verá completado con el 0,5 por ciento que aún queda “y que abonaremos a lo largo de los siguientes meses”, ha anunciado Emiliano García-Page.
 
Además, este desembolso se llevará a cabo “cumpliendo los objetivos de déficit y sin estrés fiscal” porque está “reaccionando” la economía y estamos comenzando a mejorar en ingresos en muchos casos, se ha congratulado.
 

Infraestructuras concretas para necesidades concretas

Durante el encuentro, el presidente castellano-manchego se ha referido a algunas infraestructuras altamente demandadas que verán la luz el próximo año. Así, el centro de salud de Tomelloso, que se hará nuevo sobre la base del anterior, será una realidad constructiva en 2018, ha anunciado.
 
De igual modo, se ha referido a la buena marcha de las obras del hospital de Toledo, donde alrededor de 800 personas se encuentran ya trabajando, y acabarán “en tiempo”. García-Page ha señalado que esta macro infraestructura sanitaria estaría acabada en 2020, y el amueblamiento y la transferencia de tecnología, “que será muy potente”, estaría lista para el primer semestre del 2021.
 
Respecto a Cuenca, ha mostrado su intención de residenciar en la capital “todos los efectos turístico-culturales posibles”, una medida que se verá auspiciada por las conversaciones que ya se están dando con el sector hotelero para que exista una mayor iniciativa privada, y con los futuros anticipos expositivos que habrá de la colección de Roberto Polo.
 
Por otro lado, el presidente castellano-manchego ha recordado que en Talavera de la Reina se están haciendo gestiones para que se puedan instalar empresas, se está planteando una ampliación universitaria “y nos estamos ocupando de refortalecer el sector público”, además de incorporar a la agenda política nacional la “pelea” por las grandes infraestructuras de la Ciudad de la Cerámica, el tráfico ferroviario de mercancías y la llegada del AVE, “que resultan claves para esta ciudad”, ha señalado.
 

La reforma del Estatuto, a debate en enero

El jefe del Ejecutivo autonómico se ha referido también a la reforma del Estatuto castellano-manchego, asegurando que una de las consecuencias “indeseadas” de este año tras la negativa de Podemos a apoyar los presupuestos regionales en abril fue que se paralizaron “por completo” las conversaciones en relación con el Estatuto, como no podía ser de otra manera ya que estaba en cuestión el propio Gobierno y la viabilidad financiera de la región, ha lamentado.
 
A juicio de García-Page, Podemos está teniendo ahora una “actitud constructiva y algunos una actitud generosamente amnésica”, por lo que se retomarán las conversaciones en el mes de enero con este partido político y también con Ciudadanos –ha añadido- ya que de tener un acuerdo, éste debe contar con la implicación de la formación naranja en Castilla-La Mancha.
 
Tras criticar que Ciudadanos no esté representado en las Cortes a pesar de sus 90.000 votos “porque ha sido producto de la trama electoral de Cospedal”, el presidente regional ha indicado que en el primer trimestre de 2018 “veremos si cabe o no reforma”.
 
Para ello, una opción es el cambio del Estatuto de Autonomía, que es la que se mantiene desde el primer momento, y otra es un cambio mínimo de la legislación electoral, “pero mantendré mi compromiso de que se haga con el máximo consenso posible, por lo que hablaremos también con el Partido Popular”, ha anunciado.

Finalmente, no ha descartado que, en el caso de que no sea posible llegar a un acuerdo en el último tramo de la legislatura, se pueda plantear el aumento de diputados a elegir en la Comunidad Autónoma de los 33 actuales a 35, el máximo permitido por la ley vigente, una modificación con la que igualmente “no saldríamos de la pobreza” en términos de representación democrática, ya que la región tiene menos diputados que concejales poseen muchos ayuntamientos, ha lamentado.
/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN

Migas de Año Nuevo en el Polígono