diciembre 13, 2017

Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha cierra 2017 con un balance de 18 actividades y más de 10.400 beneficiarios


Incorporar innovación a cada uno de los programas que se acometan; incrementar el apoyo a la gestión de las asociaciones; mejorar las competencias de comunicación de los directivos de las empresas; trabajar la retención del talento joven o reforzar las actividades de emprendimiento, innovación y competitividad empresarial, principales objetivos para el próximo ejercicio


El Patronato de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha se ha reunido esta mañana en los Servicios Centrales de la entidad financiera para evaluar las actividades efectuadas durante 2017 y analizar las iniciativas a desarrollar durante el próximo año.

Ateniéndose a su misión fundacional de contribuir al progreso socio-económico de los territorios en los que actúa Caja Rural Castilla-La Mancha y al progreso de sus personas, el Patronato evaluó muy positivamente el desarrollo de las iniciativas promovidas durante 2017, que han beneficiado a más de 10.400 personas a través de 18 acciones, así como mostró su plena satisfacción por la gestión efectuada y el cierre de la cuenta de resultados.

Durante la reunión, el gerente de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Vicente Muñoz Almagro, presentó el Plan de Actuación previsto para 2018, que prevé la puesta en marcha de iniciativas que tengan como objetivo incorporar innovación a cada uno de los programas que se acometan; incrementar el apoyo a la gestión de las asociaciones; mejorar las competencias de comunicación de los directivos de las empresas; trabajar la retención del talento joven; y reforzar las actividades de emprendimiento, innovación y competitividad empresarial.

Todo ello sin dejar de atender acciones que procuren la mejora de la calidad de vida de colectivos que viven en situación de exclusión social; fomentar el progreso socio-económico del medio rural y atender a los colectivos más vulnerables del entorno donde actúa Caja Rural Castilla-La Mancha.

En palabras del propio gerente de la Fundación, “solo podremos realizar la misión de la Fundación que es contribuir al desarrollo socio-económico de los territorios en los que actúa Caja Rural Castilla-La Mancha, si todos y cada uno de los que trabajamos en ella vivimos cada uno de los valores en los que nos sustentamos: compromiso, cercanía, ética y responsabilidad social, cooperación, innovación y búsqueda de la excelencia”.

Muñoz Almagro agradeció la confianza del Patronato y mostró su confianza en contribuir a la riqueza y empleo en la zona mediante la retención del talento joven, el emprendimiento, la innovación y la competitividad empresarial.


/

Otras noticias