diciembre 14, 2017

El mundo de las finanzas llega a la discapacidad en CLM


Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha y Plena Inclusión formarán en finanzas a personas con discapacidad, a través de un convenio de colaboración firmado por el presidente de la entidad financiera y su Fundación, Javier López, y el presidente de Plena Inclusión Castilla-La Mancha, Luis Perales


Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha y Plena Inclusión Castilla-La Mancha formarán a personas con discapacidad en materia financiera dentro de la primera edición del programa “Finanzas para todos”.

Así ha quedado plasmado en un convenio de colaboración firmado por el presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha y su Fundación, Javier López, y el presidente de Plena Inclusión Castilla-La Mancha, Luis Perales, y su gerente, Daniel Collado, en presencia del gerente de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Vicente Muñoz.

Finanzas para todos” será impartido durante 2018 en algunas de las 368 oficinas de Caja Rural Castilla-La Mancha repartidas por Castilla-La Mancha, Madrid y Ávila.

De una forma fácil y sencilla, se formará en finanzas a personas con discapacidad mediante talleres prácticos dentro del programa “Finanzas Inclusivas”, desarrollado por la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (UNACC) y Fundación ONCE.

El objetivo es acercar a las personas con discapacidad los pequeños conceptos financieros. “No nos vamos a ir a temas muy difíciles, sino a que aprendan a ahorrar, a usar un cajero automático, a guardar los recibos y facturas de lo que compran… básicamente lo que pretendemos es que se hagan responsables de su dinero”, explicó el gerente de la Fundación.

Vicente Muñoz señaló que encuestas realizadas en experimentos anteriores indican datos “muy reveladores”, como que antes del programa solamente el 12 por ciento de estas personas decía que controlaba su dinero, mientras que después del programa ascendían al 60 por ciento, o que solo el 12 por ciento sabía ahorrar antes y después el 64 por ciento.

Es un programa muy sencillo que consigue resultados muy buenos para su autonomía”, afirmó.

Tras la inscripción de las asociaciones de personas con discapacidad intelectual en Plena Inclusión o en la web de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha www.fundacioncajaruralcastillalamancha.es, los usuarios reciben formación online tutelada sobre los conceptos financieros básicos para el día a día, a lo que sigue una segunda fase en la que experimentan lo aprendido en las oficinas de Caja Rural Castilla-La Mancha.

Vicente Muñoz aseguró que dichas oficinas son “cercanas, con personas amigables y un trato muy bueno”, características que hacen diferente a Caja Rural Castilla-La Mancha, aseguró.

Añadió que por su idiosincrasia, esta entidad está en las poblaciones más pequeñas, ya que el 10 por ciento de sus oficinas son la única referencia financiera en la localidad donde se asientan.

Orgullosos

El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha se mostró encantado de firmar este acuerdo con Plena Inclusión, organización “de la que nos sentimos orgullosos”.

Javier López afirmó que la educación financiera se ha convertido en un importante tema de debate tras la crisis y “es necesaria” no solo para evitar la toma de decisiones poco acertadas, sino también para enfrentarse a un gran número de productos financieros que plantean dificultades de comprensión si no se tienen buenos conocimientos en la materia.

Ante esta situación, las entidades financieras se han volcado en mejorar la cultura financiera y fortalecer la confianza de sus clientes, destacó.

El presidente de la entidad aseveró que “un ciudadano mejor informado toma decisiones más acordes con su situación patrimonial, evitando gastar más de lo que tiene y mejorando su planificación financiera”.

López se mostró “encantado” de colaborar en este programa con la UNACC, de la que Caja Rural Castilla-La Mancha forma parte, y con la Fundación ONCE, “que promueve la integración social de millones de personas con discapacidad”.
En los mismos términos, el presidente de Plena Inclusión recordó que “hace 40 o 50 años muchas personas con discapacidad estaban abandonadas, maltratadas o recluidas en sus casas y lo único que se planteaban sus familias era qué pasaría con ellas cuando murieran sus padres o a qué colegio irían”.

Poco a poco se han ido incorporando nuevos retos y necesidades como el empleo, el ocio y la economía, “factores que necesitan estas personas en su ciclo vital”, agregó.

Perales vaticinó que el tema de las finanzas “será una de las cosas que más van a gustar a estas personas: el día que acudan a una oficina bancaria a hacer operaciones será uno de los más felices de su vida”.

Igualmente, el gerente de Plena Inclusión expresó su satisfacción por este convenio, que consideró un “hito muy importante en la autonomía e independencia de estas personas”, fruto de una colaboración de mucho tiempo con un “aliado potente” como Caja Rural Castilla-La Mancha y su Fundación.


/

Otras noticias