octubre 27, 2017

Nuevos fondos sobre la Fábrica de Armas llegan al Archivo


Recibe una donación de más de 30 fotografías y documentos de una colección particular sobre la Fábrica de Armas

El Archivo Municipal de Toledo ha recibido de una colección particular más de 30 fotografías originales y documentos de la Fábrica de Armas. El responsable del servicio, Mariano García Ruipérez, ha destacado el valor de estos documentos que como ha explicado pasan a engrosar la documentación que el Archivo Municipal conserva de la extinta Fábrica de Armas de la ciudad, un espacio del patrimonio industrial toledano que hoy es Campus de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Se trata de más de 30 fotografías de principios del siglo XX, en torno a los años 1925 y 1935; y documentos originales como el proyecto de construcción del edificio de la Escuela de Aprendices y otros sobre la fabricación de armas, con dibujos y bocetos que a modo de catálogo recogen algunas de las piezas que salían de estos talleres.

Juan Mejía y su esposa adquirieron hace más de dos décadas un inmueble en propiedad en un emblemático barrio de Madrid, y fue ahí donde encontraron y han conservado estos documentos que ahora ceden al Archivo Municipal para su salvaguarda y custodia. Como ha indicado el archivero municipal, los donantes han decidido que sea el Ayuntamiento de Toledo el depositario de tan valiosa colección «gracias al trabajo de divulgación que hacemos en nuestra página web», donde ya existen documentos digitalizados de la Fábrica de Armas, lo que llevó a estos ciudadanos a decantarse por Toledo para depositar estas fotografías y documentos.

En el Archivo Municipal trabajan ya en el estudio y catalogación de estos nuevos fondos que en los próximos meses se digitalizarán y pondrán a disposición de los ciudadanos en www.toledo.es/toledo-siempre. Además, han iniciado una investigación en torno al propietario original de los documentos, pues participó en la construcción del edificio de la Escuela de Aprendices de la Fábrica de Armas. «Vamos a indagar para conocer el devenir de ese trabajador, algo que nos ayudará a completar la historia que hoy conocemos de la Fábrica de Armas», ha dicho García Ruipérez.

Una exposición virtual de la Fábrica de Armas

Entre las exposiciones virtuales que el Archivo Municipal mantiene activas en su portal de internet se encuentra ‘Homenaje a la Fábrica de Armas de Toledo’, en la que se pueden descargar seis libros, cinco impresos y uno manuscrito, relacionados con la Fábrica de Armas de Toledo, la institución militar que entre 1780 y 1996 ocupó a un buen número de personas en la fabricación de material para el Ejército. Tras la práctica desaparición de la industria textil en las primeras décadas del siglo XIX, fue esta Real Fábrica la que mantuvo a centenares de trabajadores constituyendo el motor económico de la ciudad en ese siglo y en buena parte del siguiente.

Los libros seleccionados en esta exposición virtual destacan por la cantidad de las imágenes que contienen y por su rareza o singularidad. Cuatro de ellos pertenecen a la colección formada por Luis Alba y los otros dos a la biblioteca del Archivo Municipal.

El más antiguo es un manuscrito intitulado ‘Álbum con las tablas para la fabricación de los modelos de armas blancas… realizado entre 1867 y 1868 por orden de su director José Luciano Campuzano y con dibujos de Críspulo Avecilla’, con el que se pueden conocer las armas que entonces se fabricaban.

El siguiente en el tiempo está datado en 1893 y aparece intitulado en su cubierta como ‘Artillería Fábrica de Armas Blancas de Toledo’. Se trata de un libro formado por doce fotografías de gran formato sobre sus instalaciones, utilizado posiblemente para actividades protocolarias por los directivos de la fábrica en esos años.

El tercero, de propiedad municipal al igual que el cuarto, carece de título pero por su contenido debió ser impreso en Madrid, hacia 1920 en la fototipia Lacoste. Sus 104 hojas contienen fotografías de los distintos talleres y de los productos que en ellos se elaboraban pues debió utilizarse como catálogo comercial, mientras que el cuarto es obra del comandante Mario Soto y está datado en su portada el 1 de diciembre de 1923.

El último libro es el más conocido pues puede consultarse en la biblioteca del Museo de Santa Cruz de Toledo, y en la biblioteca de la UCLM y en la del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha, ambas en Ciudad Real. Lleva por título el de ‘Artillería, Fábrica Nacional de Toledo: catálogo general’ y aunque no está datado debió imprimirse hacia 1932, en Madrid, en la imprenta de Blass S.A.
/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN


Created with Admarket's flickrSLiDR.