octubre 17, 2017

El Colegio de Médicos condena las agresiones de El Casar


El Colegio de Médicos de Toledo muestra su más enérgica repulsa por las agresiones a profesionales de Guadalajara y reitera la necesidad de garantizar la seguridad de los centros


El Colegio de Médicos de Toledo ha querido manifestar su más enérgica repulsa y su solidaridad con los profesionales sanitarios alcarreños ante las agresiones sufridas durante el pasado puente por dos médicos y dos enfermeras del Centro de Salud de El Casar de Guadalajara en los que resultaron heridos de diversa consideración.

La institución colegial toledana, que ya ha mostrado su intención de personarse como acusación en todas las causas similares que se produzcan contra facultativos en la provincia de Toledo durante el desarrollo de la actividad asistencial, se suma así a la condena pública de estos lamentables hechos y reitera la necesidad de garantizar la seguridad en los centros sanitarios con los recursos necesarios y que se hagan efectivas las decisiones adoptadas el pasado mes de septiembre en la reunión mantenida por todos los colegios de Médicos y Enfermería de Castilla-La Mancha con la Delegación del Gobierno y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

En este sentido, el Secretario del Colegio de Médicos de Toledo, Raúl Calvo, valoró muy positivamente la posibilidad de poder contar con un interlocutor policial de carácter autonómico y cinco provinciales para facilitar la comunicación de los hechos o amenazas que puedan producirse a través de los teléfonos de urgencia de Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062), así como la elaboración de un mapa de riesgos en el que se identifique el nivel y los periodos donde pueden aumentar estas situaciones para intensificar la vigilancia y protección a los profesionales sanitarios, tanto del sector público como del privado, en las áreas que corresponda.

Asimismo, ha recordado que el ICOMT ya solicitó el pasado septiembre a las cuatro Gerencias de Área del SESCAM en la provincia un informe sobre la situación de los dispositivos de prevención de agresiones en los establecimientos sanitarios tanto de Atención Especializada como de Primaria. Esta solicitud, remitida por carta a los responsables correspondientes, fue acordada por la Junta Directiva de la institución colegial toledana con el objetivo de tener una radiografía lo más exacta posible de las garantías de seguridad en las que el personal sanitario ejerce su trabajo diario.

Finalmente, el doctor Calvo ha vuelto a animar a los profesionales a “comunicar” a sus Colegios o las fuerzas de seguridad las posibles agresiones o amenazas de que puedan ser objeto en su ejercicio profesional, “aunque no denuncien” porque ello servirá para intensificar su presencia, contribuir a la disuasión y aumentar la labor preventiva en las zonas de riesgo y concluyó reclamando que todas las denuncias que se produzcan en este ámbito sean consideradas como “atentado contra la autoridad” como recoge la reforma del Código Penal.
/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN


Created with Admarket's flickrSLiDR.