septiembre 26, 2017

La obras del nuevo hospital de Toledo avanzan "a buen ritmo"


Un total de 338 trabajadores están desarrollando su actividad en la obra. Actualmente, se están realizando trabajos de saneamiento y cimentación de estructuras, así como en impermeabilizaciones

Las obras de construcción del nuevo Hospital Universitario de Toledo avanzan al ritmo previsto, tal y como ha podido comprobar el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha estado acompañado por la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz y el arquitecto de la obra Luis González Sterling.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha destacado hoy que la mayor parte del incremento en la inversión que ha experimentado la obra del nuevo Hospital General Universitario de Toledo va destinado a mejoras asistenciales entre las que ha mencionado el crecimiento en el número de puestos de UCI de adultos, de 47 a 62 puestos o en la unidad de reanimación postanestésica, que pasa de 15 a 52 puestos, un 200 por ciento.

Al respecto, Fernández Sanz, ha agradecido hoy en la visita a las obras del nuevo Hospital de Toledo a todas las personas implicadas en hacer este proyecto. “Hoy todos los castellano-manchegos tenemos un hospital como nos merecemos y digo los castellano manchegos porque un hospital de referencia es para toda Castilla-La Mancha”, ha dicho.

“En la visita que hemos hecho hoy –ha continuado- hemos podido comprobar el movimiento de la obra, que irá creciendo y esperamos que todo se desenvuelva en los plazos en los que venimos trabajando desde el mes de marzo”.

Durante el recorrido se ha podido comprobar las tres líneas de producción simultánea, con tres equipos completos dotados de todos los técnicos necesarios en cada una de ellas y coordinados por un jefe de obra general.

Estas líneas de producción surgen de la agrupación de edificios y zonas afines. Así, una de las líneas de producción es la encargada de los edificios D y E, edificios de gran dotación técnica ya que albergarán los servicios de Radiología, Bloque Quirúrgico, Urgencias y Laboratorios, entre otros.

Por otra parte, la segunda línea de producción se corresponde con el edificio F, que acoge los peines de hospitalización. Asimismo, la tercera línea de producción se encarga de los edificios B y G, correspondientes a los espacios que albergarán los usos más ambulatorios, como los hospitales de día, consultas, gabinetes, etc.

Aunando estas tres líneas de producción existirá un grupo de actividades de trabajos de urbanización y logística. En estos momentos, se están ejecutando trabajos de apertura de huecos en estructura existente, movimiento de tierras, excavaciones y rellenos, saneamiento y cimentación de nuevas estructuras de proyecto, así como en impermeabilizaciones.

En la actualidad, ya trabajan en la obra 338 trabajadores, aunque los responsables de la Unión Temporal de Empresas prevén que se llegue a alcanzar los 500 antes de finalizar el año.

Inversión y plazos de ejecución

La inversión de la infraestructura supera los 204 millones de euros, 47 más respecto al proyecto ya modificado. Más del 78 por ciento de este incremento en la inversión, 37 millones de euros, va destinado dar cobertura a las mejoras asistenciales que contempla el nuevo plan funcional.

A esto hay que añadir otros 45,1 millones de euros destinados a otras inversiones, como control integral, TIC, subestación eléctrica, mobiliario general y clínico, logística de equipamientos, materiales y traslados, gestión de incidencias o equipamiento de cocina.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha recordado que tras la firma el pasado mes de marzo del nuevo contrato de construcción del Hospital de Toledo, se estimó que las obras tendrían un plazo de 24 meses para la finalización de la obra y seis más estarán dedicados para el montaje de la infraestructura sanitaria.

Mejoras que incorpora el nuevo proyecto

Fernández Sanz ha explicado que el resultado de todas las mejoras introducidas en el nuevo proyecto del centro es un nuevo hospital con una superficie total construida de casi 247.000 metros cuadrados, lo que supone casi 23.000 metros cuadrados más que el anterior proyecto.

Entre las mejoras que incorpora el nuevo proyecto figuran el incremento en más de un 21 por ciento del número de camas, pasando de las 940 con las que cuenta el actual Complejo Hospitalario de Toledo a las 1.142 con las que dispondrá una vez finalizado el nuevo centro sanitario; o el crecimiento de un 50 por ciento en la dotación de quirófanos, que pasarán de los 26 actuales a 39.   

También se incrementan los puestos tanto de UCI Pediátrica como de Neonatos, un 66 por ciento en el primer caso, pasando de seis a diez puestos, y un 25 por ciento en el segundo, de ocho a diez puestos.

Además, en el nuevo proyecto, los hospitales de Día alcanzan los 120 puestos de tratamiento frente a los 95 actuales; el área de Urgencias dispondrá de 40 box de observación -un 63 por ciento más-, y un 60 por ciento más de locales de consultas y gabinetes.

Dentro de la incorporación de nuevas necesidades no contempladas en el Plan Funcional inicial se encuentra la creación de un área de Reproducción Asistida y una zona específica para el trabajo de la coordinación de trasplantes, además de unidades de Ictus, del Dolor y de Patología Mamaria, y un Laboratorio Vascular. Igualmente, se incorporan recursos asistenciales que habían quedado fuera del nuevo hospital, como la litotricia y la cirugía programada de Traumatología.

El nuevo proyecto contempla también la incorporación de un área de Radiología de Urgencias, dotada con TC, radiología convencional y ecógrafo, así como el incremento en el número de consultas externas y gabinetes funcionales.


Obras nuevo Hospital Universitario de Toledo
/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN


Created with Admarket's flickrSLiDR.