septiembre 25, 2017

La educación de los seminaristas "es como una obra sinfónica”


Así lo ha dicho el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, durante la inauguración hoy del curso académico 2017-2018 en los centros de estudios superiores de la Archidiócesis


Este lunes, 25 de septiembre se ha inaugurado el curso académico 2017-18 en los Institutos Superiores de Teología “San Ildefonso” y de Ciencias Religiosas “Santa María” de Toledo y en los distintos Seminarios diocesanos, incluido el Seminario Menor, que comenzó sus clases el pasado 11 de septiembre.

El acto se comenzaba con la celebración de la Eucarística a las once de la mañana presidida por el Excmo. Dr. D. Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Toledo. Con él concelebraban el obispo auxiliar D. Ángel Fernández, el obispo emérito de Segovia D. Ángel Rubio, el Rector Magnífico de la facultad de San Dámaso D. Javier María Prades López, el decano de teología de dicha facultad, así como los rectores y formadores de los seminarios y algunos sacerdotes del claustro de profesores.

En su homilía el Sr. Arzobispo recordaba el cometido de los institutos docentes diocesanos: “educar a candidatos al sacerdocio, a consagrados ya fieles laicos para reafirmar la vocación a la que cada uno ha sido llamado”. También señalaba que “los profesores y su actividad docente no son el único factor decisivo en la educación para el ministerio sacerdotal o para otras vocaciones en la Iglesia”. 

También en esta educación influyen el rector, los formadores, la familia del seminarista, la parroquia, el párroco y todos los que oran para que haya muchos y santos sacerdotes. “La educación de los candidatos al sacerdocio es como una obra sinfónica”, afirmaba D. Braulio y recordaba a los alumnos que “los años del seminario son esenciales, no vuelven, significan el buen cimiento de quienes, llamados previamente, comienzan su formación y adecuación a la gracia del ministerio sacerdotal. Por último, recordaba el Sr. Arzobispo, a los este año comienzan el curso de propedéutico, les animaba a empezar con ilusión, confianza en la Iglesia, y que siendo fieles al Señor, Él no fallará.

En esta ocasión, al final de la Misa, se bendecía un nuevo altorrelieve instalado en el retablo de la capilla del Seminario. La escultura es obra del artista Antonio José Martínez y reproduce el episodio de la imposición de la casulla a san Ildefonso.

A continuación, se desarrollaba el acto académico en el que el secretario de los mencionados Institutos, presentaba la memoria académica del curso anterior. El profesor catedrático de Historia de la Iglesia, Dr. D. Carlos Miguel García Nieto, era el encargado de pronunciar la lección inaugural titulada: “Europa: legado cristiano y posmodernidad”. Finalmente, el Sr. Rector Magnífico de la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid, a la que están agregados los mencionados Institutos, dirigía unas palabras. Luego era el Sr. Arzobispo D. Braulio Rodríguez, Presidente del Instituto Teológico y Moderador del de Ciencias Religiosas, el que daba por inaugurado el Curso Académico 2017-18.

En cuanto a los alumnos, este año el Instituto Superior de Estudios Teológicos contará aproximadamente con 130 alumnos: 100 en el ciclo de Grado en Teología y 30 en el ciclo de Máster en Teología.

Por lo que se refiere al Instituto de Ciencias Religiosas Santa María, en el que el plazo de matrícula está todavía abierto, está previsto que asistan a clase alrededor de 50 alumnos.

En cuanto a los Seminarios Diocesanos: en el Seminario Mayor San Ildefonso de Toledo residen 66 seminaristas, y en el Centro de Formación Sagrado Corazón de Jesús son 7 alumnos, 20 de nuevo ingreso que realizarán el curso de propedéutico. Todos ellos estudian el Grado en Teología en el Instituto Teológico San Ildefonso. Finalmente, en el Seminario Menor estudian este año 43 alumnos. En este centro, los alumnos cursan desde 5º de Primaria hasta 2º de Bachillerato. 
/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN


Created with Admarket's flickrSLiDR.