septiembre 26, 2017

Diakonía, el nuevo modelo de entrega de alimentos de Cáritas


A lo largo de este curso pastoral Cáritas desarrollará el Proyecto Diakonía, que supone una modificación en el modelo de acogida de las Cáritas Parroquiales, dando cumplimiento al encargo de la Asamblea General Diocesana de abril de 2017


Con motivo de la Jornada de Inicio del Curso Pastoral 2017/2018, celebrada en Toledo el día 23 de septiembre, Cáritas Diocesana de Toledo presentó el Proyecto Diakonía (Servicio de la Caridad) que supone una modificación en el modelo de acogida y acompañamiento, dando cumplimiento a la Declaración Final, aprobada por mayoría absoluta, en la Asamblea Diocesana de abril de 2017.

El director de Cáritas Diocesana de Toledo, Antonio Espíldora, y el secretario general, Javier García-Cabañas, fueron los encargados de explicar el Proyecto Diakonía, que tiene que ser estudiado por el Consejo Diocesano de Cáritas y que se desarrollará a lo largo de los próximos cursos pastorales hasta su total implantación en la Asamblea General de Cáritas de 2019.

Antonio Espíldora recordó que “el Equipo Directivo recogió el encargo de la Asamblea General de emprender los pasos concretos hacia una progresiva transformación de la entrega de alimentos; de tal manera que esta acción se integre dentro de un proceso de acompañamiento personal integral, en el que la cercanía, la escucha, el tiempo compartido, el conocimiento personal y la promoción humana y espiritual de la persona den verdadero sentido a esta entrega material”.

Por este motivo el equipo directivo, junto con los profesionales de Cáritas Diocesana de Toledo dedicados al voluntariado y a la atención y acogidas en las parroquias, han diseñado el Proyecto Diakonía que se implantará progresivamente, siguiendo una serie de pautas y tras un itinerario formativo.

El director de Cáritas recalcó que “la renovación nunca implica ruptura, sino un volver al amor primero del que nos habla el libro del Apocalipsis”, porque “no se trata de repudiar u olvidar todo lo anterior, sino de discernir cómo podemos vivir mejor nuestra vocación de ministros de la caridad, evitando guiarnos, como nos dice el papa Francisco, por el cómodo criterio pastoral del “siempre se ha hecho así”.

Nunca la entrega de alimentos es un fin en sí mismo”, insistió Espíldora que “no somos meros dispensadores de alimentos; Cáritas es Iglesia”.

Decálogo

Los asistentes recibieron una presentación del Decálogo de la Acogida y el Acompañamiento en las Cáritas Parroquiales que refleja cómo recibir y acompañar a las personas que llegan hasta Cáritas. Este decálogo recoge los siguientes puntos: 1.- Por Cristo, con Cristo y en Cristo; 2.- Cáritas es Iglesia; 3.- Es la Iglesia Católica la que acoge, acompaña y evangeliza; 4.- Amar a los pobres; 5.- Salir al encuentro; 6.- Tú a tú ;7.- Promoción personal ; 8.- Las necesidades fundamentales ; 9.- Creer en la persona ; 10.- Con otros .

Cambio de actitud

Por su parte el secretario general de Cáritas Diocesana de Toledo, Javier García-Cabañas, explicó cómo se desarrollará el Proyecto Diakonía que “supondrá penetrar en las raíces de Cáritas y resitúarnos”, implicando un cambio de actitud y un proceso de conversión.

García-Cabañas subrayó que “la pobreza está cambiando, existiendo en la actualidad nuevas demandas que tenemos que dar respuesta”, por eso, -manifestó- “tenemos que modificar nuestro modelo de acogida, empezando el cambio por uno mismo”.

En la actualidad los técnicos de Cáritas están trabajando en el mapa de parroquias de la Archidiócesis en los que se llevará a cabo el Proyecto Diakonía, que implica un itinerario formativo (de seis sesiones), compuesto de un análisis de la realidad de la Cáritas Parroquial, formación de cómo llevar a cabo el primer encuentro y el acompañamiento y una evaluación, entre otros temas.


/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN


Created with Admarket's flickrSLiDR.