agosto 09, 2017

"Luna" regresa a los Montes de Toledo con cuatro cachorros


El Gobierno regional destaca la importancia del programa LIFE+Iberlince, tras conocerse que una nueva camada de lince ibérico recorre los Montes de Toledo


El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha destacado la importancia del programa LIFE+Iberlince “en el que la Junta de Castilla-La Mancha está muy comprometida”, tras conocer la noticia de que una hembra de lince extremeña recorre los Montes de Toledo con sus cachorros.
 
   Tras semanas de seguimiento, un equipo formado por agentes medioambientales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, así como personal de campo de las empresas Fomecam y Geacam, han conseguido localizar en Montes de Toledo una nueva camada de lince ibérico este año. En esta ocasión se trata de Luna, hembra liberada en 2015 en el marco del proyecto Life +Iberlince en el área de reintroducción del río Matachel (Badajoz).
 
   Luna es otro ejemplo más de la capacidad de dispersión que muestran algunos ejemplares, hecho que pone de manifiesto la existencia de corredores de conexión entre las distintas áreas de reintroducción. En el año 2015, Kahn, unos de los linces liberados en Toledo, ya consiguió alcanzar la zona del río Matachel e incluso llegó al área de reintroducción de Portugal en el valle del río Guadiana.
 
   En el caso de Luna, la proeza fue realizada en dos ocasiones. Durante la primavera de 2016 llegó a Montes de Toledo tras recorrer los 200 kilómetros que separan ambas áreas de reintroducción. La ausencia de otros ejemplares y la elevada peligrosidad presente en la zona en la que se encontraba, determinó que lo más aconsejable era su captura y posterior liberación en su área de origen. Siguiendo una ruta similar, en apenas unas semanas volvió desde el sur de Badajoz hasta el corazón de la zona de reintroducción de Montes de Toledo, estableciéndose en esta ocasión en un territorio contiguo al ocupado por otros ejemplares. Finalmente, el seguimiento realizado por este proyecto ha permitido confirmar que la hembra cuenta con cuatro cachorros de aproximadamente tres meses y medio de edad.
 
   El Gobierno regional trabaja en la fase de unir las zonas estables que de Castilla-La Mancha “estableciendo corredores para que el lince pueda moverse y haciendo que los animales que están en diferentes zonas se relacionen entre sí”, según ha confirmado el consejero.
 

Cuatro camadas en los Montes de Toledo

La conectividad entre estas dos poblaciones en formación, como son la extremeña y la de Montes de Toledo, suponen un hito muy importante ya que supone un refuerzo genético natural, que se va a traducir en un incremento de la variabilidad genética de la especie. Además, este desplazamiento y posterior asentamiento de la hembra, refuerza la elección de ambas zonas de reintroducción como base para la recuperación de la distribución histórica de la especie en la península ibérica.
 
   Con este descubrimiento ya son cuatro las camadas detectadas en 2017 en Montes de Toledo, sumando hasta el momento un total de 13 cachorros; Luna y Malvasía con cuatro cachorros cada una; Keres, con tres y Mirabel, con dos. Se trabaja actualmente para localizar las probables camadas de otras tres hembras presentes en la zona: Kuna, Lila, etcétera…

   Estos nacimientos, unidos a los diez cachorros, ya confirmados en la provincia de Ciudad Real son una prueba de la consecución de objetivos biológicos que el proyecto Iberlince de reintroducción del lince ibérico en España y Portugal está consiguiendo en Castilla-La Mancha.


/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN

Inauguración del nuevo edificio del Ayuntamiento de Villaseca de la Sagra