julio 11, 2017

Recibimiento en Diputación a los niños y niñas saharauis


132 jóvenes pasarán los próximos dos meses en pueblos de la provincia


El vicepresidente de Salud y Bienestar Social reiteró el apoyo de la Diputación con el pueblo saharaui y resaltó la implicación las familias acogedoras y participantes en este importante programa de “Vacaciones en paz”

   En el acto celebrado en el salón de plenos también participó el diputado provincial de IU Jorge Vega, el alcalde de Cabezamesada, Joaquín García-Navas, el delegado de la Delegación Saharaui de Castilla-La Mancha, Bulahe Mohamed Fadii, y la coordinadora del programa en Toledo, Elena Pérez de Vargas, quienes acompañaban a los chicos y chicas y las familias con quienes pasarán el verano

   El vicepresidente de Salud y Bienestar Social de la Diputación de Toledo, Tomás Villarrubia, ha recibido hoy a los niños y niñas saharauis que pasan dos meses de vacaciones con familias de la provincia de Toledo y que proceden de los campamentos de refugiados del Sáhara.

   Son 132 los chicos y chicas de entre 9 y 12 años los que participan en el programa “Vacaciones en paz” que les va a permitir compartir el verano con familias toledanas en una experiencia de convivencia enriquecedora y que supone un paréntesis en la dura vida a la que se enfrentan diariamente en los campos del Sáhara.

   Tomás Villarrubia, junto al diputado provincial de IU, Jorge Vega, ha querido compartir con estos jóvenes unos momentos deseándoles una feliz estancia en los pueblos de la provincia de Toledo cuyas familias les han acogido estos dos meses, concretamente, 44 de ellos en Talavera de la Reina y su comarca; 24 en Toledo capital; 31 en Esquivias; 5 en Quintanar de la Orden; 6 en Villa de Don Fadrique; y 26 en Mora y comarca.

   En un sencillo acto celebrado en el salón de plenos de la Diputación, el vicepresidente ha reiterado el apoyo de la Institución provincial con el pueblo saharaui que el año pasado se concretó en ayudas de emergencia como las que les hicieron llegar a los campamentos de Tinduf tras las lluvias torrenciales que sufrieron.

   Villarrubia dirigió unas palabras especiales de reconocimiento a las familias que este verano han incorporado a sus vidas a estos niños y niñas que encuentran un hogar entre los toledanos, resaltando la “sensibilidad y el compromiso que muestras con estos pequeños y el cariño que le ofrecen”.

   También participó en este encuentro informal una de las niñas que pasan el verano en Toledo, Batul Sidahmed, quien leyó una emotiva carta escrita por Enguia Salama, una de las madres de los campos de refugiados saharauis cuyos hijos ha venido a la provincia en la que expresaba ese sentimiento contradictorio que sufre cualquier madre en su situación como es la alegría de que sus hijos vivan una experiencia tan beneficiosa como les ofrece el programa “Vacaciones en paz” y, a la vez, la inquietud de tener a sus hijos lejos con extraños.

   Una carta en la que, sobre todo, quiso trasmitir agradecimiento a las familias acogedoras expresadas en estas palabras: “Ustedes forman parte de nuestra familia, de los progresos de nuestros hijos… Formarán parte importante de su crecimiento. Y eso, no se olvida… Ustedes siempre estarán presentes en nuestros corazones”.
/