julio 25, 2017

Los roperos sociales de Cáritas atienden a 700 familias al año


Los voluntarios no sólo realizan las tareas de selección, clasificación y entrega de las prendas sino que realizan un proceso de escucha y acompañamiento


Con el objetivo de ayudar y de acompañar a los más necesitados de la Archidiócesis de Toledo, facilitándoles ropa de segunda mano en perfecto estado Cáritas Diocesana de Toledo cuenta con los roperos sociales gestionado por voluntarios de las Parroquias.

   El equipo de voluntarios de las Cáritas Parroquiales se encarga de organizar la ropa, desechar la que no está en condiciones de uso digno, acoger a las personas receptoras registrando chas acogidas para obtener un seguimiento de las familias.

   En la ciudad de Toledo Cáritas cuenta con tres roperos sociales –en la Parroquia de Santa Teresa en Toledo; en la sede de Cáritas (Calle Vida Pobre) y en el Centro Santa Teresa de Calcuta (en el Barrio del Polígono), que dan servicio a más de 700 familias de toda la Ciudad. En el ropero de Santa Teresa de Calcuta se atienden a las familias de las Parroquias de San José Obrero, Santa María de Benquerencia y el Corpus Christi. En la Calle Vida Pobre a las Parroquias de San Andrés, Santa Leocadia, San Nicolás y Santa Bárbara. En la Parroquia de Santa Teresa, a las familias de Santa Teresa, San Julián y San Ildefonso.

   Los voluntarios que lo gestionan no sólo realizan las tareas de selección, clasificación y entrega de prendas, ofreciendo también escucha y acompañamiento a las personas que acuden al mismo, estando atenta de sus necesidades. En el proceso de selección de la ropa que llega a Cáritas se cuida ante todo el buen estado de las prendas seminuevas o de segunda mano, promocionando la dignidad de la persona humana.

   En los últimos años los roperos sociales de Cáritas se han reestructurado ofreciendo una imagen más digna de los mismos, ordenando la ropa por edades, por tallas, por modelos y por estaciones, facilitando –tras una entrevista y cita previa- que las personas que acuden a Cáritas encuentren lo que necesitan.

   Una parte de la ropa de los roperos sociales procede de las donaciones que se depositan en los contenedores rojos de Cáritas Diocesana de Toledo que están repartidos en toda la Archidiócesis de Toledo, con una red en la actualidad de 120 contenedores.


/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN


Created with Admarket's flickrSLiDR.