mayo 12, 2017

Gómez Bolaños lanza un llamamiento al acogimiento familiar


Los menores acogidos en familia representan el 45,5 por ciento de los 224 menores tutelados actualmente en nuestra provincia, que cuenta con 81 familias acogedoras


El director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez Bolaños, ha hecho un llamamiento a la solidaridad de las familias toledanas para “incentivar el acogimiento familiar de menores y poder incrementar el número actual de 81 familias acogedoras con las que contamos en la provincia de Toledo”.

   El responsable provincial de Bienestar Social ha hecho este llamamiento en el transcurso de una sesión informativa sobre acogimiento familiar celebrada en la tarde de ayer en Toledo y dirigida a trabajadores y educadores sociales y a otros empleados públicos de diferentes áreas relacionadas con el acogimiento. Esta sesión continuará esta tarde en Torrijos, con otra jornada dirigida a entidades locales, ayuntamientos, colectivos y asociaciones de la comarca.

   Gómez Bolaños ha explicado que, en breve, el Gobierno de Castilla-La Mancha va a poner en marcha una campaña para “sensibilizar a la población sobre la importancia de la figura del acogimiento como alternativa para aquellos menores que lo necesitan” y ha agregado que “se trata de dar a estos niños y niñas la posibilidad, mientras están bajo tutela de la Administración regional, de vivir un tiempo en un ambiente familiar complementario al suyo, donde puedan recibir el cuidado y la atención que les facilite un desarrollo armónico de su personalidad, al tiempo que mantienen la relación y el vínculo con su familia de origen”.

   El director provincial, que ha hecho un balance del programa de acogimiento familiar en la provincia de Toledo a fecha 31 de diciembre de 2016, ha indicado que el programa de acogimiento familiar ha atendido a 109 menores en la provincia de Toledo, de los que 65 estaban acogidos en familias extensas (con abuelos, tíos o familiares directos) y otros 44 menores en familia ajena. De estos 109 menores, 26 de ellos han sido acogidos a lo largo del año 2016, diez en familias extensas y los dieciséis restantes en familias ajenas, siendo Toledo la provincia con más altas en acogimiento familiar el pasado año.

   Otro dato facilitado por Gómez Bolaños ha sido que en la provincia contamos con 81 familias acogedoras, lo que supone el 18,41 por ciento de las 440 familias acogedoras que hay en la región y nos sitúa en tercer lugar en el número de familias acogedoras por detrás de Albacete (119) y Ciudad Real (117).

   En este sentido, el director provincial ha indicado que en la actualidad (datos de abril 2017) los menores acogidos en familia representan el 45,5 por ciento de los 224 menores tutelados por la Administración en nuestra provincia y ha agregado que “en estos momentos contamos con 18 familias en bolsa (disponibles para acoger o que están en descanso temporal) y necesitamos incrementar la bolsa “porque es importante ver el tipo de familia que necesita cada menor en particular”.

   En este sentido, el director provincial ha insistido en la importancia que tiene este programa ya que debemos “tender a que los niños y niñas, especialmente los de más corta edad, estén en familia” y ha indicado que en Castilla-La Mancha “necesitamos familias de acogida para niños recién nacidos, en acogimiento de urgencia, y también necesitamos familias para acoger a menores con necesidades especiales o a adolescentes que puedan necesitarlo”.

Un derecho de los menores

Gómez Bolaños ha hecho hincapié en que “el acogimiento familiar no es un derecho de las familias, sino de los niños y niñas, por eso tenemos que velar por buscar la familia que mejor se adapta a las necesidades del menor” y ha recalcado que “por ello, es fundamental contar con una bolsa numerosa y variada de familias”.

   “De cara a atender del modo más adecuado a los menores, esa variabilidad es muy importante, porque también debemos respetar las necesidades de cada familia; cada una de ellas puede plantear para lo que está disponible, pues no todos pueden acoger a todo tipo de niños por muy diversos factores”, ha explicado el responsable provincial de Bienestar Social, que ha añadido que “por eso debemos también respetar la oportunidad y la predisposición de las familias”.

   Asimismo, Gómez Bolaños ha explicado que los datos en materia de acogimiento familiar fluctúan mucho a lo largo del año, porque hay niños que vuelven con sus familias biológicas y otros se van incorporando otra vez a las familias acogedoras.

   Las personas o familias interesadas en colaborar en el programa mediante el acogimiento de uno o más niños o niñas pueden dirigirse al servicio de menores de la Dirección Provincial de Bienestar Social de Toledo, donde les facilitarán toda la información que precisen y donde podrán tramitar la solicitud de colaboración con el programa.

Formación a las nuevas familias

Las personas solicitantes de colaboración en el programa de “familias acogedoras” participarán en sesiones de formación con el objetivo de proporcionarles unos conocimientos y habilidades necesarias para afrontar las posibles dificultades que puedan surgir en el proceso de acogimiento familiar. El proceso de formación consta de cuatro sesiones, donde se abordarán por bloques temáticos las áreas relacionadas con el acogimiento familiar.

   Una vez finalizado el proceso de formación, se realizará por parte del Equipo Interdisciplinar de la Dirección Provincial una valoración de la familia solicitante a fin de poder determinar su inclusión en la Bolsa de Familias Acogedoras de Castilla-La Mancha, formada actualmente por unas 440 familias en la región.

Acompañamiento durante el proceso

Las familias reciben apoyo técnico y supervisión durante todo el proceso, de forma periódica, continuada y especialmente en los momentos más sensibles, como los primeros encuentros, las visitas u otras eventualidades que pudieran dificultar la adecuada adaptación de las y los niños. Igualmente se realiza una labor de acompañamiento y enlace entre la familia biológica y acogedora. El contacto del o la menor con su familia biológica es imprescindible para que pueda retornar con ella, que es el objetivo principal. Es muy importante que los acogedores respeten la identidad, las circunstancias familiares y las figuras parentales del menor o menores acogidos.

   Por último, el director provincial de Bienestar Social ha agradecido la “valiosa labor que realizan, la tremenda solidaridad y el gran coraje de las familias que ya forman parte del programa de acogimiento familiar” porque el acogimiento es una experiencia compleja, en la que es importante tener en cuenta la historia de vida del o la menor y, además, los hay con necesidades especiales: mayores de 8 años, con enfermedades, discapacidades, grupos de hermanos...”

   A estas personas o familias acogedoras, gracias por abrirles las puertas de sus hogares temporalmente y cubrir las necesidades de los menores: cuidándoles, educándoles, proporcionándoles apoyo incondicional, seguridad, estabilidad y afecto” ha subrayado Gregorio Gómez Bolaños.  
/

HOY EN TN

PROCESIÓN CRISTO DE SANA ANA 2017-FIESTAS VILLAFRANCA (TOLEDO)

Otras noticias