mayo 05, 2017

Analizan en El Toboso "el rechazo" a leer El Quijote

La Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan ha organizado en El Toboso la Primera Mesa Redonda Cervantina con el título “Leyendo a Cervantes en el siglo XXI: ¿Por qué?”, la primera mesa redonda que propone la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y que acoge este sábado El Toboso


Estamos leyendo de un modo sensato El Quijote es la pregunta que se hace la Sociedad Cervantina de Alcárzar de San Juan (Ciudad Rea) y que pondrá mañana, sábado, sobre la mesa en las XXVI Jornadas Cervantinas de El Toboso (Toledo). Esta primera edición tendrá lugar en la Sala Domus Artis a las 12:00 horas y reunirá a expertos cervantistas pertenecientes a diferentes ámbitos de la cultura, que expondrán su punto de vista sobre el referido tema.

   Una primera mesa redonda en la que intervendrán Javier Balaguer Blasco, director de cine y productor de la película “Cervantes, la Búsqueda”, instrumento de divulgación de la cultura cervantina construido con imágenes tomadas directamente de las excavaciones en el lugar del enterramiento y con las declaraciones de testigos y protagonistas, así como una interpretación dramatizada de la vida y significado de Cervantes; Luis García Jambrina, profesor de Literatura de la Universidad de Salamanca y autor de los libros El Manuscrito de piedra, El manuscrito de nieve, La sombra de otro y su último y exitoso libro La Corte de los Engaños y Enrique Suárez Figaredo, editor del Quijote y descubridor de la más antigua edición del Quijote de Avellaneda, entre los fondos de la Biblioteca Nacional. La mesa redonda será moderada por Jesús Sánchez Sánchez, vicepresidente de la Sociedad Cervantina alcazareña.

   Los cervantistas alcazareños explican que "si miramos a nuestro entorno, y preguntamos a nuestros convecinos, amigos, conocidos y familiares su opinión sobre Cervantes y el Quijote, no es difícil constatar el hecho de que la casi totalidad dirán que Cervantes es un genio universal. También sobre el Quijote, la mayoría dirá que lo reconoce como una obra maestra de la literatura global". Sin embargo, añaden, "basta preguntar a esas personas de nuestro entorno si ellas lo han leído para constatar que la lectura del Quijote genera en la comunidad un frecuente, aunque a veces disimulado,desánimo y rechazo a leerlo.Es frecuente oír opiniones del tipo de que es algo muy pesado, que no se entiende y que aburre".

   Y así, apuntan "obviamente, algo no cuadra. Va contra las leyes del sentido común que no se lea lo que se admira tanto".

Destinado al pueblo llano

De ahí que la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan venga apostando desde su creación por acercar el entendimiento del Quijote al grupo social que fue al que inicialmente se dirigió. "El Quijote no fue en su origen un libro destinado a las élites, sino un libro dirigido al pueblo llano. Basta  para ello considerar la escasa calidad formal de las primeras ediciones: muy alejadas del lujo y del ámbito académico.Inicialmente era un libro del pueblo y para el pueblo ¿Qué ha pasado, pues, para que hoy día sea, más bien que un libro popular,  un libro para profesores, académicos y élites?."

   Las respuestas las buscarán en esta mesa redonda y otras que la Sociedad Cervantina alcazareña tiene previsto  celebrar en distintas municipios manchegos y cervantistas.  
/