abril 23, 2017

Garagewine presenta en La Ermitilla sus nuevos vinos 2017

Un momento de la presentación en La Ermitilla.

Cencibel joven, cencibel crianza y brujidero joven son los tres vinos que Garagewine han presentado ante el público y que han sido elaborados cuidando los más mínimos detalles y de la manera más artesanal posible logrando así una calidad extraordinadria en dichos caldos


La Sala “La Ermitilla” ha acogido el acto de presentación de los vinos de la nueva añada de garagewine, los vinos elaborados por dos jóvenes emprendedores de Quintanar de la Orden, amantes del vino y apasionados por el mundo de la enología, que se embarcaron en esta aventura el pasado año y que, tras una primera toma de contacto con el mundo vitivinícola, los resultados fueron extraordinarios, lo que les animó a continuar en el camino de la elaboración de vino de calidad.

   Julián Ajenjo y Jesús Toledo, son los dos jóvenes que han apostado fuerte por este proyecto que poco a poco va creciendo y va obteniendo los resultados esperados.

   Tras presentar el pasado año, ante el público y el mercado, su primera elaboración, un cencibel joven, este año también han querido presentar la añada del 2017 en un acto oficial que tenía lugar la tarde del sábado en un entorno tan entrañable como es “La Ermitilla” de Quintanar de la Orden.

   En esta ocasión, además del cencibel joven, han presentado un cencibel crianza del que han elaborado 741 botellas, además de una nueva variedad el brujidero joven.

   Vinos de calidad, especiales, que se consiguen gracias a unos procesos de cultivo, recogida del fruto y tratamiento de una forma artesanal, con el mimo y el cuidado que para estos jóvenes requiere un producto tan exquisito como es el vino. “Todo ese mimo y cuidado que ponemos desde el inicio del proceso hasta el final se ve reflejado en la botella y por ende, en el paladar del consumidor”.

   Tanto Jesús como Julián recordaban su filosofía de trabajo que se basa en la realización de microvinificaciones, nunca más de 3.000 kilos por variedad. “El hecho de que nos vaya bien, no significa que tengamos que romper con nuestra filosofía y hacer más vino porque la gente lo demande porque lo que queremos es hacer un caldo de calidad y que el consumidor note en boca una parte de la tierra donde nacen estos vinos”.

   Cabe destacar, tal y como explicaban en la presentación que también han vinificado tinto de la pámpana blanca, una variedad autóctona de La Mancha, un vino que saldrá para el próximo año, pues se ha hecho una crianza en madera de roble americano.

   De esta forma, el próximo año tendrán cinco vinos: cencibel joven y crianza, brujidero joven y crianza y crianza tinto de la pámpana blanca. Y si va todo bien, se vinificará también la variedad de garnacha. “Es nuestra forma de crecer, por variedades, sin superar los 3.000 kilos por variedad para tenerlo todo bien controlado”.

   En el acto de presentación han estado presentes el alcalde, Juan Carlos Navalón; y concejales de la Corporación Municipal, además del Director General de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas de Castilla –La Mancha, Gregorio Jaime Rodríguez.

   Rodríguez que destacaba la calidad de los vinos que ha tenido oportunidad de probar y trasladaba el apoyo del Gobierno de Castilla –La Mancha a proyectos como el de garagewine. “Desde el Gobierno regional nos gusta estar presentes en estas iniciativas y proyectos de emprendimiento porque arrancar hoy día en el sector vitivinícola, un sector tan importante económica y socialmente, es muy difícil”. El Director General afirmaba que estos vinos demuestran el buen trabajo y aprovechamiento de la microelaboración que han realizado y deseó y auguró muchos éxitos a los dos jóvenes.

   Por su parte, el alcalde, Juan Carlos Navalón, subrayaba el esfuerzo y el trabajo de los dos jóvenes para elaborar y promocionar sus vinos. “Esa dedicación se traduce en una calidad importante que han conseguido utilizando los medios técnicos, profesionales, enológicos y de marketing y que se traduce en unos productos magníficos y que van a tener una duración en el tiempo”. En ese sentido, deseó muchos éxitos a los quintanareños y mostró el apoyo del Ayuntamiento a su proyecto.

   Tras las intervenciones, el sumiller Adán Israel se ha encargado de explicar cada uno de los vinos que se han catado en este entrañable acto que también ha comenzado rindiendo un pequeño homenaje a las personas que han participado en la recogida de la uva y la elaboración del vino, regalándoles una botella de vino garagewine. 
/

Corpus Camuñas 2017