abril 10, 2017

Denuncian la "nefasta" gestión de Remedios Gordo en Ocaña

Ayuntamiento y plaza de Ocaña (Toledo).

El Pleno de marzo rechazó las enmiendas de PSOE, entre ellas sustituir tuberías de fibrocemento al contener amianto para el cumplimiento de la legislación vigente. Por contra, el PP presentaba liberar a 4 concejales a media jornada


Sorprende que mientras el PP de Toledo reclama y exige con contundencia la retirada del amianto del barrio del Polígono, sus homólogos de Ocaña rechacen una enmienda en la que el PSOE, precisamente, pide la sustitución de tuberías de fibrocemento para dar cumplimiento a la legislación vigente. Los socialistas presentaban al Pleno que se celebró el pasado día 30 de marzo, dieciséis enmiendas a los Presupuestos municipales de 2017, con el objetivo de "aportar el equilibrio presupuestario necesario para intentar reconducir la catastrófica situación económico-financiera del Ayuntamiento a la que ha conducido el Partido Popular de Remedios Gordo", explican en un comunicado de prensa en el que lamentan que "todas las enmiendas fueron rechazadas por los concejales “populares” y por los ediles no adscritos".

   Y así, explican que se rechazaron enmiendas socialistas para crear un Plan de Empleo Municipal, para realizar obras de renovación de tuberías de fibrocemento al contener amianto para el cumplimiento de la legislación vigente, de crear becas para comedores escolares, además rechazaron dar una subvención de acción social para AFALMO (Asociación de Alzheimer) y para CARITAS.

   Por contra, añaden, "el presupuesto del ejercicio 2017 presentaba la sorprendente iniciativa de pretender liberar nada menos que a cuatro concejales del Partido Popular a media jornada con un coste salarial mensual de 1.700.- euros para cada uno de ellos. Esta partida de gasto era superior a las dotaciones para parques y jardines, administración general de cultura, promoción turística y deportiva o fomento del empleo, entre otras".

   Y en esta línea, critican que "la alcaldesa de Ocaña omite informar a la prensa de manera premeditada de la intención de liberar a cuatro de sus concejales en un entorno de quiebra económica causada por su nefasta gestión, iniciativa a todas luces manifiestamente inmoral".

   A juicio de los socialistas "la gestión de Remedios Gordo ha situado a la localidad de Ocaña como la tercera población más endeudada de las 204 localidades que componen la provincia de Toledo en términos absolutos".

   "La nefasta gestión - continúan- de esta alcaldesa ha amasado una deuda reconocida cercana a los 23 millones de euros, circunstancia que implica que cada ocañense se encuentre comprometido con el pago de más de 2.000 euros en futuros impuestos. Ocaña se encuentra ubicada dentro del 3% de las poblaciones españolas con mayor deuda municipal por habitante empadronado.

   Como consecuencia de esta "desoladora situación", aseguran los socialistas "la presión fiscal ha subido considerablemente desde que Remedios Gordo es Alcaldesa o si no que los ciudadanos de Ocaña miren sus recibos de IBI desde el año 2011 y verán cómo han ido incrementándose los recibos. Para la mayoría de los ciudadanos el recibo de IBI en el año 2017 será mayor que en 2016. Esta circunstancia contradice diametralmente su discurso dirigido a desinformar a los ciudadanos sobre una presunta bajada del principal impuesto directo del cual se alimenta la pesada digestión de nuestro Consistorio".

El Ayuntamiento de Ocaña, "un salón de banquetes con el PP"

Por esta razón, el Grupo Municipal Socialista considera que, "bajo el Gobierno manifiestamente irresponsable de Remedios Gordo, el ayuntamiento de Ocaña se ha convertido en un salón de banquetes donde comensales como la mencionada alcaldesa, su propio cónyuge (que se encuentra confortablemente empleado en las dependencias que preside su esposa), sus concejales liberados, su organización juvenil de las “Nuevas Generaciones del Partido Popular” y otros allegados políticos disfrutan de suculentos manjares salariales a costa de la ruina a la que han abocado a este consistorio".

   Las enmiendas del Partido Socialista, destacan en el comunicado, iban encaminadas a racionalizar el gasto corriente con el objetivo de liberar recursos para poder amortizar deuda, pues todos los ejercicios contables presididos por Remedios Gordo se han caracterizado por la imposibilidad de poder abonar ni un solo euro procedente del principal de la deuda a largo plazo acumulándose, pues, hasta la extraordinaria cifra referida anteriormente. "De esta manera los presupuestos de 2017 incorporan una partida de 105.000.- euros en concepto de intereses de “demora”, cifra que viene repitiéndose desde el primer gobierno de Remedios Gordo como signo inequívoco de que el equipo de gobierno del Partido Popular es sabedor de la imposibilidad del cumplimiento de las cuotas de préstamo presentes en el presupuesto que pretende aprobar", subrayan.

   Para el PSOE de Ocaña el presupuesto presentado por Remedios Gordo es completamente continuista y, por ello, prevé la generación de un nuevo déficit anual de entre 2,5 y 3,1 millones de euros en este ejercicio 2017. "La gestión de esta alcaldesa se caracteriza por acumular déficit anuales de entre 2 y 3,5 millones de euros. Todas las enmiendas presentadas por el grupo municipal socialista, por tanto, estaban profundamente estudiadas para contener un déficit anual desbocado que la gestión de Remedios Gordo genera de manera recurrente", dicen.

   Asimismo, aseguran que "oculta que los 1,6 millones de euros de amortización de deuda prevista en el presupuesto no será abonada de la misma manera que no lo ha sido desde 2011, fecha en la que accedió al gobierno de este ayuntamiento (véase de nuevo la referencia a la dotación de “intereses de demora”). Sus declaraciones encubren que más de la mitad de los 2,7 millones de euros destinados a remunerar a los proveedores de bienes y servicios del consistorio no podrán ser atendidos en idéntica situación a como ha ocurrido en ejercicios anteriores".

   De esta forma, manifiestan que "Remedios Gordo enmascara que su presupuesto es una completa imitación de anteriores resultados para el cual el descubierto de las cuentas del Ayuntamiento de Ocaña será de casi 3,1 millones de euros, cifra que deberá incorporarse de nuevo a la partida de deuda a largo plazo y, por ello, a nuevos impuestos que serán sufragados por las generaciones posteriores de ocañenses".

   Ademas. critican que la alcaldesa del PP "desinforma a los medios de comunicación en referencia a las bajadas en el gasto corriente causadas por la deducción de la partida correspondiente a salarios. En efecto, esta ligera minoración se debe al hecho de que, en 2017, no se ha presupuestado la retribución de una paga extraordinaria imputable al ejercicio 2012 que sí se encontraba contabilizada en el presupuesto de 2016, percibiéndose como una mejora en la gestión de esta partida que, de hecho, no se ha producido de manera alguna".

   Por todo ello, señalan que "la gestión de Remedios Gordo ha abocado a nuestro Ayuntamiento a una situación de quiebra caracterizada por una deuda cuyo importe es 4,5 veces superior a la recaudación líquida de este consistorio. El presupuesto de 2017 ha sido elaborado en la misma línea que los anteriores correspondientes a su mandato, no teniendo otro objetivo que disfrazar una situación económico-financiera deshecha, asolada y profundamente quebrada que le permita camuflar su manifiesta incapacidad para gestionar los recursos públicos municipales de su Consistorio".
/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN

Inauguración del nuevo edificio del Ayuntamiento de Villaseca de la Sagra