Publicidad

16/4/17

Crónica Cofrade II: De Jueves Santo a Domingo de Resurrección

Algunos momentos de las procesiones del Jueves Santo al Domingo de Resurrección. Fotos/Aurelio Redondo Almansa (ARA).

FOTOGALERÍA (pinchar aquí)

Las cofradías toledanas, paso a paso

Una multitud, un hervidero, un ir y venir de gentes buscando los momentos claves de la Semana Santa de Toledo. Y así llegamos al Jueves y Viernes Santo en esta segunda crónica cofrade. Una celebración que ha conseguido atraer a la ciudad de las Tres Culturas a miles de visitantes para regocijo de una gran mayoría y para cierto “incómodo” de una minoría, según han hecho saber a través de las redes sociales. Esas mismas redes sociales que a otros han servido para difundir la grandiosidad y belleza de una Semana Santa declarada de Interés Turístico Internacional.

   Al margen de pareceres vecinales, entramos en materia para dar forma a esa nueva crónica cofrade que comienza en Jueves Santo, con la procesión de Nuestra Señora del Amparo, que parte de la Catedral Primada a las 20:30 horas con los siguientes pasos: Oración en el Huerto, Cristo Amarrado a la Columna, Jesús Nazareno, Cristo de la Agonía y Virgen del Amparo. Esta cofradía se fundó en 1952 por personal de la extinta Fábrica de Armas y desde entonces sale en procesión cada Jueves Santo. Cabe apuntar que en época medieval la encargada era la cofradía de la Santa Vera Cruz con su titular, el Cristo de las Aguas, la encargada de organizar esta procesión, hasta su desaparición en 1935. Un Cristo de las Aguas que ahora podemos conocer, en alta resolución, gracias al hallazgo y el trabajo de TOLEDO OLVIDADO.

   Tras este multitudinario cortejo procesional entramos en Viernes Santo a las 00:00 horas con la procesión del Cristo de la Vega, que también sale del templo catedralicio para regresar a su sede, la Basílica del Cristo de la Vega, a orillas del Tajo y anteriormente Basílica de Santa Leocadia y cuyo paso por los cobertizos también ofrece imágenes de gran belleza y espiritualidad. Una imagen unida a una leyenda toledana y que cuenta también con otra particularidad, los "reviernes", que se celebran los siete viernes siguientes al Viernes Santo.

   A las 03:00 de la madrugada de convento de Santo Domingo de Silos "El Antiguo" sale en procesión el Cristo de la Expiración o del "Silencio". Como apunte histórico fue la única procesión que salió por las calles de Toledo en 1937. Sus penitentes van rezando las estaciones del Vía Crucis a lo largo del recorrido y a la llegada al convento de Santo Domingo el Real hacen parada para saludar al Cristo Redentor que sale al pórtico mientras una representación de sus cofrades entona el "Miserere" al Cristo de la Expiración. Las andas sobre las que se porta son estrechar para poder discurrir por las angostas calles de su recorrido.

   Apuntando el alba, a las 06:30, sale de Santiago el Mayor, o del Arrabal, la procesión de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Soledad, la única procesión extramuros, la procesión del Santo Encuentro. Las dos imágenes toman caminos diferentes para encontrase en la Puerta Nueva y de ahí juntas seguir camino de nuevo al templo.

Santo Entierro

Y así llegamos las procesiones del Santo Entierro. Primero, a las 19:30 horas salen de la iglesia de Santa Leocadia el Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Caridad. El momento de la salida también es espectacular, dado que los portadores tienen que salvar la escalinata de templo y más adelantes las escaleras de Padilla. Tras su salida las imágenes saludan a las monjas Cistercienses de Santo Domingo el Real, en agradecimiento al tiempo que acogieron a la hermandad durante los años de obras en Santa Leocadia. A la misma hora salen de la iglesia de El Salvador el Cristo de la Fe (Vulgo Calvario) y la Virgen del Sagrario. 

   Media hora más tarde, de la iglesia de las Santas Justa y Rufina sale la tercera procesión del Santo Entierro, conocida como tal. En este caso son cinco los pasos que desfilan por las calles toledanas: El Descendimiento, la Virgen de las Angustias, Santo Sepulcro, Lignum Crucis (Hermadad de Caballeros Mozárabes de la Virgen de la Esperanza) y Virgen de la Soledad. Las tres procesiones pasan por Zocodover pero ninguna se cruza o coincide. Así, algunos años, está última ha tenido que hacer alguna parada de mayor duración, a la espera del paso del Cristo de la Misericordia y la Virgen de la Caridad.

   Entrando ya en el Sábado Santo, a las 01:00, del monasterio de San Juan de los Reyes sale en procesión el Cristo de la Buena Muerte, realizándose 14 paradas por cada una de las estaciones del Vía Crucis. Hasta el año 2011 la acompañaba un Escuadrón de Gastadores de la Academia de Infantería de Toledo, pero por problemas ajenos a la cofradía, en 2012 dejaron de salir y se desconoce si en un futuro volverán a salir. 

   Y, finalmente, a las 01:00 ya en Domingo de Resurrección, del convento de Santa Isabel y de la iglesia de San Andrés, salen Jesús Resucitado y la Virgen de la Alegría, respectivamente, en la procesión del Santo Encuentro que se produce cuando ambas imágenes coinciden en la plaza del Ayuntamiento, momento en el que a la Virgen se la despoja del manto negro para cambiarlo por otro blanco bordado en señal de alegría. 
 
style="margin-top:40px;"