marzo 14, 2017

Una Gestora dirigirá la Hermandad de "Las Angustias"

Francisco Javier Salazar, consiliario y presidente de la gestora de "Las Angustias".

El pasado mes de octubre, en una segunda convocatoria de elecciones, resultaba elegida de nuevo Dolores Mateo como candidata electa; sin embargo, el Arzobispado no la refrendaba en el cargo de Hermana Mayor y nombraba "comisario" al abogado Antonio Muñoz Perea, que cesa ahora para dar paso a una comisión gestora de la que forma parte


La Hermadad de la Virgen de la Angustias de Toledo lleva dos años de "tubulencias" desde que Dolores Mateo decidiera presentar su candidatura a Hermana Mayor, para suceder en el cargo a su marido, Joé Mª Romero. En dos ocasiones ha sido elegida, con la mayoría de los votos, candidata electa para ocupar el cargo. Sin embargo, en ninguna de ellas ha sido refrendada por el arzobispo de Toledo y Primado de España, Braulio Rodríguez.

   Ahora, en un nuevo intento de "calmar las aguas", acogiéndose al Código de Derecho Canónico, Rodríguez Plaza ha decidido nombrar una Comisión Gestora que será la que, temporalmente, dirigirá los designios de la Hermandad y todo ello, a quince días de la celebración de la Semana Santa.

   Un decreto, que se firmaba el 27 de febrero, por el que el hasta ahora "comisario" de "Las Angustias", el abogado Antonio Muñoz Perea, cesa de sus funciones para formar parte de la mencionada gestora que presidirá el consiliario de la cofradía y párroco Francisco Javier Salazar. Junto a ellos forma parte de la misma Ana Pérez, presidenta de la Junta de Cofradías de Toledo y Hermana Mayor de Cristo Cautivo, del barrio de Santa María de Benquerencia y una de la cofrades toledanas que está consiguiendo una gran proyección en el "mundo cofrade" toledano, auspiciada por el consiliario de las Hermandades y Cofradías de Toledo, el sacerdote Jose Antonio Jimenez, conocido como "Quillo". 

   Rafael Cervantes Portilla, María Múñoz Ortiz y Luis Minguez Baeza, completan la gestora de la Virgen de las Angustias.

   La polémica, cabe recordar, se suscitaba a raíz de las diferencias que mantenían la candidata Loli Mateo y el por entonces consiliario, José Antonio Martínez. Diferencias "insalvables" que ha ido derivando en toda una serie de acontecimientos hasta llegar a la situación actual. Mateo incluso iniciaba una "particular cruzada" en las más altas instituciones eclesiásticas del país para defender "su verdad" y estaba decidida a llegar hasta el Vaticano.

   Una batalla que, a tenor de este último decreto, parece ya perdida
/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN

Inauguración del nuevo edificio del Ayuntamiento de Villaseca de la Sagra