marzo 01, 2017

"Robin Hood" abre en Toledo para alimentar los corazones

El padre Ángel y la alcaldesa de Toledo, junto al presidente de la Diputación, en la inauguración del restaurante "Robin Hood" de Toledo. Fotos/Jose I.G.

FOTOGALERÍA (pinchar aquí)

El padre Ángel y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, han descubierto esta mañana la placa en el restaurante de la Estación de Autobuses que desde hoy mismo ofrecerá este servicio solidarios en Toledo

Se trata del segundo, después de Madrid, en poner en marcha esta iniciativa para dignificar la vida de las personas sin recursos, "sin techo", que podrán cenar gracias a la solidaridad de los demás


Alimentar los corazones, dignificar a las personas que peor lo están pasando, en definitiva ofrecer un plato de comida caliente a aquellos que no tienen posibilidad de hacerlo en un restaurante al uso es el nuevo servicio que la ONG Mensajeros de la Paz ha puesto en marcha en el establecimiento de hostelería de la Estación de Autobuses que gestiona "Servicios Hosteleros Marín" y que desde hoy mismo se ha puesto en funcionamiento.

   Tomado el nombre del famoso personaje inglés que robaba a los ricos para dárselo a los pobre, "Robin Hood", el restaurante de Toledo, tendrá el mismo funcionamiento que su homólogo de Madrid, que da de cenar a unos cien "sin techo" diariamente. Según ha explicado el padre Ángel, fundador de la ONG, además de dar la cena, también es permitirá el uso que los baños sin tener que consumir; que quien quiera pueda dejar una cena pagada a quienes la necesitan y que los que cenen, además, compartan un momento de charla y se sientan como en casa. “Se trata de compartir, eso es lo importante”, subrayaba el padre Ángel en la inauguración esta mañana.

   Compartir no sólo un plato de comida, sino también un menú muy especial en el que de primero se ofrece amistad, en el segundo dignidad y para postre, compañía, como así puede leerse en uno de los lemas de la ONG, al que añade otro tomado de la película Robin Hood:  "no hay diferencia entre un caballero y cualquier otro hombre, aparte de sus ropas".

   Un evento que ha contado con la presencia de la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, que ha estado acompañada por los concejales de su equipo de Gobierno, Teo García e Inés Sandoval: el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás y el presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez, que acudía con el vicepresidente y diputado provincial Fernando Muñoz. Los concejales del PP, José López Gamarra e Ignacio Jiménez y de Ciudadanos, Esteban Paños, también asistían a esta cita. Todos han destacado la labor que desarrolla “Mensajeros de la Paz” y han animado a la ciudadanía a participar y colaborar con este proyecto solidario.

   En la inauguración, el padre Ángel, manifestaba que “la palabra que a uno le sale del corazón es: gracias, gracias, gracias”, al tiempo que mostraba sus satisfacción por la apertura de este “Robin Hood” de Toledo, el segundo tras el de Madrid, que “como dice que Papa Francisco servirá para dignificar a las personas”, ha añadido.

   Para terminar, ha dicho que está convencido, “como está sucediendo en Madrid , que el éxito está asegurado porque siempre, por desgracia nos dice la experiencia, habrá gente que necesite comer y que no puede hacerlo todas las veces del día”.

   El chef Iván Cerdeño, de “El Carmen de Montesión”, el único restaurante de Toledo con una estrella Michelín, participaba también en la inauguración para demostrar su apoyo a esta iniciativa solidaria. “Es todo ,un placer apoyar al padre Ángel y a Mensajeros de la Paz en este proyecto que creo que va a dar de comer a gente que realmente lo necesita. Para Toledo debe ser un orgullo poner al servicio este restaurante, que seguro en un futuro tendrá proyección en muchas de las ciudades más importantes del mundo”, manifestaba Cerdeño, lanzando también un llamamiento a la colaboración porque “aportando cada uno nuestro granito de arena podemos conseguir un mundo mucho más justo y mejor”.
/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN


Created with Admarket's flickrSLiDR.