marzo 28, 2017

Convocatoria de la Diputación para ampliar la red de senderos

Uno de los senderos de la red, homologados por la Federación de Deportes de Montaña de CLM.

Las institución provincial anima a los ayuntamientos a seguir apostando por la salud y el medio ambiente en la provincia


La Diputación de Toledo vuelve a aprobar las bases y la convocatoria para incentivar a los municipios toledanos a sumarse a la red de senderos provincial, en una iniciativa pionera que arrancó el pasado año con la aprobación de cinco senderos.

   En el presente ejercicio se concederán siete nuevos proyectos, que se sumarán a la red provincial, homologados por la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha (FDMCM).

   Todos los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes podrán optar a la elección de un recorrido natural para que sea seleccionado y pueda sumarse a la red de senderos, independientemente de que el trazado pueda discurrir por los términos municipales de poblaciones superiores a 20.000 habitantes.

   Las bases reguladoras y la convocatoria, promovidas desde el Área de Educación, Cultura, Turismo y Deportes, que coordina la vicepresidenta María Ángeles García, prevé una propuesta por cada ayuntamiento, considerando además la posibilidad de que varios consistorios se unan para ofrecer una oferta más atractiva y sugerente.

   Tras la experiencia del pasado año, se abre ahora una nueva oportunidad para quienes decidan participar en esta iniciativa.

   Se trata de crear un mapa estratégico de senderos naturales, avalados por los propios ayuntamientos y la tutela de la Diputación de Toledo, que además de revitalizar este tipo de turismo tiene entre sus fines la promoción de nuestros espacios naturales, la generación de empleo y el desarrollo del mundo rural.

   La Diputación provincial invierte así en esta iniciativa social y deportiva, con un claro contenido de divulgación turística y de interés público.

   La colaboración de la administración local resulta fundamental para alcanzar los objetivos propuestos, pues son las entidades encargadas de autorizar el suministro e instalación de las señales, carteles o cualquier otro elemento necesario, en el trayecto público de titularidad municipal por el que vaya a discurrir el sendero.

   Los ayuntamientos que soliciten la selección de sus senderos deberán ajustarse a las bases de la convocatoria y presentar informe o memoria de la ruta o sendero elegido, así como planos, croquis o cualquier otro soporte gráfico, para que una comisión creada al efecto determine los senderos elegidos en 2017.

   Entre las propuestas recibidas se priorizarán aquellas rutas que aporten mayor riqueza al visitante, desde el punto de vista ambiental, etnográfico, histórico, con la intención de primar los recorridos que conjuguen la riqueza natural y cultural, y dispongan de los mayores puntos de interés turístico, agrario, etnográfico, históricos, patrimoniales, civiles o religiosos.

Características de los senderos

Los senderos deben ser autoguiados, con unas balizas y carteles interpretativos que ayuden al usuario a conocer la riqueza paisajística, natural, etnológica, histórica del entorno, según la normativa de la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha (FDMCM).

   Los itinerarios estarán diseñados para su recorrido a pie y discurrirán, preferentemente, sobre caminos tradicionales, vías pecuarias o sendas en desuso, sobre pavimento no asfaltado. Los caminos o sendas deberán ser públicos.

   Para que cada uno de los trayectos sean lo más diverso posible se priorizarán los trazados que discurran de forma circular, con origen y final en el mismo punto. Los puntos de partida, en los casos que sea posible, se situarán en núcleos de población o, en su defecto, en lugares reconocibles, fáciles de llegar, accesibles con vehículos y con suficiente espacio para poder estacionar los mismos.

   Las longitudes serán variables y dependerán de las peculiaridades geográficas, de la existencia de itinerarios pedestres y de la riqueza patrimonial de los lugares recorridos, pero oscilarán preferentemente entre los 8 y los 20 km.

   De esta manera, además, se aseguran trayectos de diferente duración y dificultad, para facilitar los diferentes gustos y necesidades de los posibles grupos de usuarios. Excepcionalmente, de forma motivada, se admitirán rutas de otras distancias.

   Todos ellos serán itinerarios que se puedan realizar normalmente en media jornada, para poder completar la misma visitando los entornos o las localidades de la zona.

   La señalización utilizada será común para todos los senderos, de manera que supongan una seña de identidad de los mismos, identificativa de la Red y homologada por la FDMCM, según su Reglamento de Senderos, de las que sus marcas y señales están registradas por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) y cedidas a la Federación Regional.

   Cada sendero funcionará autónomamente, sin obligación ni necesidad de que haya un guía conduciendo la visita.

   La señalización utilizada marcará con un cartel el principio y el fin del itinerario, y existirán carteles interpretativos que se situarán en aquellos lugares desde donde se observen aspectos naturales, históricos o culturales de relevancia, y que sea interesante resaltar sobre los demás.

   Todo el trayecto irá marcado con flechas, marcas o balizas que indiquen el sentido correcto de la marcha, de forma que sean fácilmente visibles para los senderistas.

   Además se realizará material de divulgación de todos y cada uno de los senderos, la apertura de un espacio en la web institucional de la Diputación, la posibilidad de descarga en dispositivos móviles, etc.

   La Diputación de Toledo intentará, en la medida que sea posible, que los diferentes senderos de la Red se encuentren repartidos por la geografía toledana.

   Los senderos de nueva creación serán homologados por la FDMCM, con la que la Diputación ha firmado un convenio de colaboración para el desarrollo y promoción de la Red provincial.

   Solo se considerarán recorridos de senderismo homologados aquellos que hayan sido reconocidos como tal de acuerdo al Reglamento de senderos que la FDMCM tiene aprobado en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

   La asignación de la numeración y la gestión de los mismos es competencia de la citada Federación.

   Con la iniciativa se potenciará el conocimiento del patrimonio natural y cultural, el turismo, el fomento de actividad deportiva y la salud, constituyendo una iniciativa eficaz dentro de los programas de desarrollo de zonas rurales y complemento a servicios de ocio.

   Los senderos que sean elegidos en esta nueva edición se sumarán a los cinco ya seleccionados, elaborados por los ayuntamientos de Huecas, Rielves y Barcience (conjunta), Madridejos, Santa Cruz de la Zarza, Navalcán y Almorox.
/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN


Created with Admarket's flickrSLiDR.