febrero 04, 2017

La Junta prepara nueva campaña de acogimiento familiar de menores

Aurelia Sánchez, consejera.

Los menores acogidos en familia representan el 60 por ciento de los 1075 menores tutelados. Actualmente CLM cuenta con 440 familias acogedoras


La Consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha avanzado que el Gobierno regional va a iniciar una campaña informativa para incrementar el número de familias acogedoras de Castilla-La Mancha, dentro del programa de acogimiento familiar de menores, que cuenta actualmente con 440 familias de acogida.
 

   Así lo ha manifestado la consejera, que ha resaltado que la campaña está en fase de diseño, al realizar el balance del programa de acogimiento familiar, que atiende a unos 575 menores en la región, de un total de 1.075 menores tutelados. En familias extensas (con abuelos, tíos o familiares directos) hay acogidos 347 menores y otros 228 en familia ajena. “Para ello hay 440 familias acogedoras en Castilla-La Mancha, además disponemos de 60 familias en la bolsa, pero es importante ver el tipo de familia que necesita cada chico en particular”, ha señalado la consejera.
 
   En la región, el 60 por ciento de los menores tutelados están en familias de acogida y el 40 por ciento en acogimiento residencial, “esa es una tendencia a futuro, pero además es un valor y un esfuerzo del Gobierno regional”, ha subrayado la consejera que insiste en que “hay que tender a que los niños y niñas de más corta edad,  sobre todo, estén en familia”.
 

Un derecho de los menores

 La consejera ha señalado que “el acogimiento familiar no es un derecho de las familias, sino de los niños, por eso tenemos que buscar la familia que mejor se adapta a las necesidades del niño”. Así, por ejemplo, en la región “necesitamos familias de acogida para niños recién nacidos, en acogimiento de urgencia, necesitamos familias para acoger a menores con necesidades especiales o a adolescentes que puedan necesitarlo, como un paso alternativo”, ha indicado la consejera.
 
   En cuanto al modo más adecuado de atender a los menores, Aurelia Sánchez ha resaltado que “esa variabilidad es importante, debemos respetar las necesidades de cada familia, cada una puede plantear para lo que está disponible, pero no todas pueden acoger a todo tipo de niños, por eso respetemos la oportunidad y la predisposición de las familias”.
 

Menos familias extensas

La consejera ha enumerado que, en relación a los datos de años anteriores, ha disminuido ligeramente el acogimiento familiar de menores, por un descenso en el tipo de acogimiento en familia extensa. “En 2015 había 607 menores acogidos, a 31 de diciembre de 2016 eran 575, pero fluctúan mucho a lo largo del año, porque hay niños que vuelven a sus familias biológicas y otros se van incorporando otra vez a las familias acogedoras”.
 
   Las personas o familias interesadas en colaborar en el programa mediante el acogimiento de uno o más niños o niñas pueden dirigirse a los Servicios de Menores de la Dirección Provincial de Bienestar Social de su provincia, donde les ofrecerán toda la información que precisen y donde podrán tramitar la  solicitud de colaboración con el programa.
 

Formación a las nuevas familias

Las personas solicitantes de colaboración en el programa de ‘familias acogedoras’ participarán en sesiones de formación con el objetivo de proporcionarles unos conocimientos y habilidades necesarias para afrontar las posibles dificultades que puedan surgir en el proceso de acogimiento familiar. El proceso de formación consta de cuatro sesiones, donde se abordarán por bloques temáticos las áreas relacionadas con el acogimiento familiar.
 
   Una vez finalizado el proceso de formación, se realizará por parte del equipo interdisciplinar de la Dirección Provincial una valoración de la familia solicitante a fin de poder determinar su inclusión en la Bolsa de Familias Acogedoras de Castilla-La Mancha, formada actualmente por unas 440 familias en la región.
 

Acompañamiento durante el proceso

Las familias reciben apoyo técnico y supervisión durante todo el proceso, de forma periódica, continuada y especialmente en los momentos más sensibles, como los primeros encuentros, las visitas u otras eventualidades que pudieran dificultar la adecuada adaptación de los niños. Igualmente se realiza una labor de acompañamiento y enlace entre la familia biológica y acogedora. El contacto del niño con su familia biológica es imprescindible para que pueda retornar con ella, que es el objetivo principal. Es muy importante que los acogedores respeten la identidad, las circunstancias familiares y las figuras parentales del niño acogido.


/

Otras noticias

VIDEOTECA TN

FOTOGALERÍA TN


Created with Admarket's flickrSLiDR.